viernes, 26 de diciembre de 2014

"Abismo" (The Deep - 1977) Libro & Filme; Dos En Uno (Parte 2)




Uno de los varios afiches, tal vez el mejor de todos, que promocionaban el filme.




video




1977.
Desde 1970, veníamos de años de mucha agitación en el mundo del cine y del consumo masivo de éste entretenimiento. Los filmes denominados "Cine Catástrofe" se habían puesto de moda desde principios de la década con títulos como "Aeropuerto", "La Aventura del Poseidón", "Terremoto" e "Infierno en la Torre".
Otros títulos que vendrían después, también iban a ser englobados en esa categoría aunque en realidad no se trataran de catástrofes en el estricto sentido del término; ese fue el caso de "Tiburón". El hecho de girar la historia en torno a un depredador que sembraba el terror en las playas de una localidad turística, le dio a los productores la excusa de incluirla en la lista.
Nolte juega con un pequeño pulpo al inicio del filme.
Con "Abismo" ocurrió algo similar.
Si lo analizamos desde un punto de vista absolutamente objetivo, el filme es un thriller dramático con giros de aventura y suspenso, y punto. Algunas páginas y críticas lo catalogan como "Aventura" "Horror" "Misterio"... ¿Qué le ven de terror y misterio? ¿El hecho de que una morena este viviendo escondida en los recovecos de un barco hundido y salga a alimentarse cuando alguien descuidado se mete en su casa? No me cierra.
Bisset, Nolte y Shaw en plena tarea de búsqueda.
El caso es que "Abismo" se convirtió con los años en un filme de culto, sin saberse a ciencia cierta el porque; en lo que a mi opinión respecta, y a pesar de que el autor de la novela es uno de los guionistas de la película, la propuesta llevada a la pantalla es inferior, pobre y no le llega ni a los talones a la misma historia narrada en la novela.
Aunque debo reconocer que generó en mí el mismo efecto que en el resto del público por lo cual decidimos darle el mote de "Culto".

Las famosas ampollas que todos buscan.
Tal vez su proximidad con "Tiburón" y el hecho de que su creador haya sido el mismo, tal vez desarrollarse ambas en el mar, haga un juego de reflejo y un filme remita al otro... Lo cierto, más allá de cualquier conjetura, es que "Abismo" es más fuerte en su versión literaria que en la fílmica, pese a lo cual, con los años, se convirtió en un título atesorado por quienes a la hora de coleccionar buscan títulos no muy recordados.






Misma Historia, Mismo Escritor, Diferente Resultado


En el tránsito del libro al filme, lo primero que salta, en el segundo caso, es que los personajes en pantalla no son los que uno vio en su imaginación al armar imágenes a partir de lo narrado por el autor. Mal augurio.
En el libro David es un hombre maduro que dejó atrás un matrimonio y una vida estéril para reiniciar un proyecto de pareja con una joven a quien le lleva, al menos, diez años.
Es afecto al buceo, siempre lo fue. En una época intentó convertirse en tripulante del "Calypso", el famoso barco del capitán Jacques Cousteau, pero terminó trabajando en Wall Street, casado con su novia de la universidad y con dos hijos, encasillado en un trabajo de oficinista medio que lucha por no acumular grasa en el abdómen. Me resulta bastante distante del rubio ganador que compone Nolte en la pantalla.
Gail es una muchacha de carácter que transita entre los veinticinco y los treinta y que tiene muy claro lo que quiere de la vida. No le pesó que su novio dejara una familia e hijos atrás y se lanzara con ella a una aventura típica de la mediana edad y rehiciera su vida con ella.  Es atractiva, como corresponde a una mujer joven y deportista, pero dista mucho de la imagen sensual y erótica de la Bisset buceando en camiseta y sin soutien del filme y nada se dice de ella a lo largo del mismo. No tiene historia ni vida fuera de entrar y salir del agua haciendo de grumete de los dos hombres.
Romer Treece es un mestizo corpulento como un oso, parco y de modales justos al que no le sobra nada al momento de entrar en relación con la gente, sobre todo con turistas. Como buen descendiente de indios del continente sus rasgos son toscos y su piel morena, todo fibra y de cuerpo rudo y trabajado gracias a años de trajinar en el mar buscando y desenterrando tesoros, como en tierra haciéndose cargo del cuidado y mantenimiento del faro.
Nada se cuenta o explica acerca del porque de su retraimiento, ni de su viudez, ni de como la comunidad en la que vive se cuida de manera entrópica.
Robert Shaw tiene facilidad para componer personajes rudos y malos, lo ha demostrado desde mucho tiempo atrás personificando al villano Red Grant, a quien nada menos que James Bond se enfrenta en "Desde Rusia Con Amor". Luego compone a un brutal comando israelí dedicado a evitar una matanza terrorista en "Domingo Negro", uno de sus últimos filmes, y antes de eso fue un gangster de los años treinta en "El Golpe" con Paul Newman y Robert Redford. Es mucho actor y poco físico para cargar con el personaje del buscador de tesoros Romer Treece. Sin dudas puede llevarlo y le adosa su impronta como buen actor de raza que es, pero no "es" Treece.
Otro detalle importante es la inversión de roles que se da respecto del sobreviviente del naufragio y un familiar de Treece, para más datos leer el libro cosa que a estas alturas no solo recomiendo sino también aconsejo.

Respecto al filme, es interesante rescatar algunos hechos interesantes que rodearon su realización.

  • Peter Gruber era un productor novato que apoyado en su millonaria cuenta bancaria decidió financiar la película por gusto propio. No parece haberse equivocado en el rumbo que tomó: en los siguientes treinta años tuvo entre sus aciertos títulos como "Expreso de Medianoche", "Flashdance", "Missing", "Clue", "El Color Púrpura", "Batman", "La Hoguera de las Vanidades" y "Rain Man" entre muchos otros títulos.
  • Gruber además de producir el filme, fue el encargado de la realización de un documental muy interesante, del cual hoy día lamentablemente no se tiene rastros. Tuve oportunidad de verlo en 1978, durante la semana santa de ese año en Buenos Aires, cuando la televisión lo incluyó en esas programaciones especiales que armaban.
    El mismo, mostraba un backstage genial, inédito para la época, en el cual se mostraban distintas etapas de la filmación. Las más relevantes eran las escenas submarinas, el trucaje del ataque de la morena, el uso de dobles de contextura física menuda, para hacer ver a tiburones y otros bichos más grandes y una recorrida por el naufragio real sobre el que se filmó exteriores de varios pasajes del filme. 
  • El naufragio donde David y Gail bucean es en realidad el pecio correspondiente al buque R.M.S. (Royal Mail Ship) Rhone un buque de porte pequeño utilizado para transporte de correo y carga entre islas y en estuarios. El Rhone se hundió en Islas Vírgenes el 27 de octubre de 1867 a causa de un huracán que lo sorprendió en plena navegación. 123 almas murieron en el naufragio y actualmente es uno de los sitios de buceo más visitados en el Caribe por quienes gustan de ese deporte.
  • Bisset es una actriz que se caracterizó por no mostrar su desnudez jamás a lo largo de su dilatada carrera. No obstante esto, no se privó de insinuar su belleza en cuanta ocasión pudo sin traicionar sus principios. Para "Abismo", el enfundarla en
    Lo máximo que pudimos ver de Jacqueline al natural
    un traje de neoprene no era la mejor idea dado que su figura no se luciría. Como se negó a mostrar sus atributos naturales, el arreglo al que se llegó fue que para la apertura del filme bucearía en camiseta y sin soutien. Al momento de salir del agua, y luego de unos vistazos de su exuberante anatomía frontal, lo máximo que sus admiradores pudieron contemplar fue su espalda, bellamente expuesta al quitarse la remera mojada y cambiarse, antes de dedicarse a revisar lo encontrado en el fondo.
  • El mayor dolor de cabeza tanto para un director como para un productor es una filmación en el agua. Sea por sobre o debajo de ella, las complicaciones se multiplican exponencialmente. El desarrollo de la historia es en Bermudas, pero ninguna secuencia submarina se filmó allí. Las locaciones que se eligieron a cambio fueron las Islas Vírgenes, en el Caribe Oriental, Australia para las secuencias con tiburones filmadas por una segunda unidad y en Boaz Island, una de las islas que componen el archipiélago de Bermudas. Allí se utilizó un tanque de 120 pies de largo por 30 de profundidad, en el cual se construyó el set donde se filmaron todas las secuencias que transcurrían dentro del barco hundido. Luego de inundarlo con agua marina se lo llenó de peces otros ejemplares de vida marina para hacerlo ver absolutamente real.
  • El personaje de Romer Treece no es por completo ficción. Teddy Tucker (ver fotos más abajo), un viejo amigo de Benchley, fue la fuente de inspiración para la composición del personaje. Se puede saber más de Mr. Tucker siguiendo éste link. 
  • Bodegas pertenecientes a instalaciones de la Marina Real británica fueron utilizadas y acondicionadas para simular diferentes sitios puntuales en el desarrollo de la acción, como la casa del faro de Treece, el museo que visitan Gail y David para investigar sobre el medallón o el lugar donde llevan a la pareja luego del violento secuestro en la ruta.
  • La filmación de exteriores que se llevó a cabo en varios puntos diferentes de la isla inyectó a la economía local varios miles de dolares. Para lograr los permisos de filmación, la producción del filme aceptó varias condiciones del Ministerio de Turismo de la isla. La principal, contratar a ciudadanos locales para actuar de extras a lo largo del filme en la mayor parte de las escenas en las que no se requería dialogo o interacción con los personajes principales. También se contrató gente local para todo lo que requería movimiento de equipos, transporte de elementos o desplazamiento de actores y técnicos.
  • Más allá de la calificación que la crítica hizo del filme, las arcas del productor se llenaron de dólares por varios motivos. A pesar de haber hecho un depósito inicial de U$S 500.000 para hacerse con los derechos para la realización del filme, la venta de publicidad relacionada con la película y el detalle de contar con la Bisset en el reparto le reportó a Gruber enormes ganancias con las cuales pudo luego encaminar su actividad de productor en los años posteriores. Los títulos a los cuales se vinculó dan prueba de que este joven ex directivo de la Columbia Pictures no era un improvisado, como muchos sospecharon cuando eligió un proyecto tan complicado de realizar para iniciar su carrera como productor independiente.

Para finalizar, algunas imágenes y vídeos de la película, la cual invito a ver luego de leer esta nota que espero haya sido del agrado del lector.
Hasta la próxima...



 



Toda la belleza de la Bisset en su esplendor de los treinta años (tenía 33 al momento de filmar "Abismo") expuesta en estas fotos que ilustran diferentes momentos de su carrera como actriz.







El climax de "Abismo".
 Tal vez sea la secuencia que ilustra la foto de arriba una de las de mayor carga sexual y erótica filmada jamás.
En una toma que dura varios minutos y en la que no se dice una sola palabra, Gail es obligada a desnudarse delante de Cloche y sus secuaces para certificar que no está en posesión de la pareja la ansiada ampolla.
La cámara solo enfoca primeros planos de los actores, haciendo foco en los ojos, en sus miradas. Las luces se centran en ellos, sobre todo en los ojos de Bisset, para traslucir el miedo, la excitación y la tensión que se genera. Digna de verse.

El ascensor que lleva de la playa al hotel, en el que David lucha por su vida.


Nolte mayor, unos cuantos años después del jovial y atlético David Sanders.

Sanders (Nolte), Treece (Shaw) y Coffin (Walach) discutiendo sobre como abordar el rescate de las ampollas.

Teddy Tucker, el amigo explorador de Benchley, en quien se inspiró la creación del personaje de Romer Treece.

Sitio del naufragio del RMS Rhone, las imágenes del filme que muestran a Gail y a David buceando
al inicio, fueron tomadas en éste lugar.


Uno de los más importantes auspiciantes que Benchley consiguió en su carrera como escritor y guionista



Buceando en el RMS Rhone.

El siguiente es un vídeo del sitio del naufragio real que sirvió de locación para la película. El lugar es elegido como un destino preferido para quienes practican el deporte y viajan a esa parte del mundo a explorarlo.


video



La Morena


Termina siendo uno más de los personajes centrales del filme aunque solo aparece dos veces. La morena es un animal con el cual es preferible no encontrarse, menos en estas circunstancias.
He tenido oportunidad de observar a un par de ejemplares en su hábitat natural. Tienen algo de hipnótico en esos ojos fijos, aparentemente carentes de vida que tienen y con los cuales observan atentamente a su presa antes de echarse hacia adelante como un relámpago y asestar su letal tarascón.



video




viernes, 19 de diciembre de 2014

"Abismo" (The Deep - 1977) Libro & Filme; Dos En Uno (Parte 1)



Hice una nota anterior sobre un libro de Wilbur Smith, "El Ojo del Tigre", y la presente tiene ciertos puntos de contacto con ella.
Así era la cubierta del ejemplar que presentaba
"Círculo de Lectores". El mío no la conserva.
A poco de leer el libro de Smith, en el invierno de 1977, me hice socio del célebre Círculo de Lectores. Los libros eran caros, había que comprar uno por campaña al menos para mantenerse activo y la lista de títulos ofrecidos abarcaba temas variados, muchos de ellos que no eran de mi interés. Pero tenía dos grandes ventajas: las ediciones eran de una calidad insuperable y se podían pagar en dos o tres veces.
El libro que elegí para mi estreno como socio fue "Abismo" de Peter Benchley, el mismo autor que poco tiempo atrás nos había sorprendido con "Tiburón". Casi al mismo tiempo que empecé a leer el libro me enteré que se estaba por estrenar la película. El verano de 1978, a partir del primero de enero, estuvo marcado a fuego por tres películas que se convertirían en clásicos: "Star Wars", "Abismo" y "La Espía Que Me Amó". Nunca fui tantas veces seguidas al cine como en esos dos meses iniciales de 1978 y es el día de hoy que conservo los libros de las tres películas, comprados en aquella época. Para prueba, van las fotos...
Ahora, a meternos en la historia...



Vieja Idea, Nuevo Libro.


La historia que Benchley elige para desarrollar "Abismo" no es nueva, ni original, mucho menos inedita ¿En qué se basa entonces su éxito y su transcendencia hasta nuestros días?. No hay dudas de que "Tiburón" convirtió al escritor en mito; por ende, de allí en más su brillo creció hasta el máximo de fulgor con "Abismo", primero con la novela e inmediatamente después con el filme, para después irse consumiendo de a poco en los siguientes veintinueve años exactos. Benchley falleció a la edad de 65 años, el 11 de febrero de 2006, y la lista de libros que dejó, si bien no fue extensa, tuvo un giro y aportó a su gran amor, el mar, una impronta notable de la cual me ocuparé más adelante...

Edición más moderna de "Círculo..." que
reproduce el motivo del afiche promocional
del filme.
Volviendo al punto... David y Gail son una pareja de recién casados, David en segundas nupcias y mayor que Gail, que como viaje de bodas eligen viajar a Bermudas para despuntar el vicio de un hobby que deslumbra a ambos: el buceo.
David supo soñar en su juventud con integrar la tripulación del Calypso y navegar los mares a las ordenes del Capitán Cousteu, pero se conformó con hacer aportes free lance como fotógrafo a la National Geographic. Buceó todo lo que pudo tratando de alcanzar su meta pero no lo logró.
Por eso, cuando removiendo los fondos de los alrededores de Bermudas Gail encuentra un medallón, David se entusiasma. También encuentran una ampolla de las que durante años solían usarse para administrar medicamentos inyectables; unas pequeñas ampollas de vidrio a las que se les serraba el cuello con una pequeña lima para romper la cabeza y así extraer el líquido.
Ellos no le prestaron ni un cuarto de la atención que yo le doy aquí; pero con el correr de la historia, de esa ampolla dependerá su vida en algún momento del filme.
En la playa a la que vuelven, un puestero recibe los equipos de buceo que el hotel en el que se aloja presta a sus huéspedes. El hombre está acostumbrado a poner un ojo sobre lo que los turistas llevan y traen y nota enseguida que la pareja estuvo buceando entre los restos de un buque mercante que durante la segunda guerra llevaba medicina a Inglaterra.
Entre otros utensilios tomados del pecio, la ampolla transparente llena de un líquido ámbar atrae la mirada del empleado. Y a partir de allí, aunque el lector no lo sabe, la suerte de ambos esta jugada.
Y ésta es la versión más conocida y habitual de
encontrar todavía hoy. La de Editorial Pomaire
de la cual muchos ejemplares usados
pueden comprarse en casas de libros o por Internet

La historia dice que el "Goliath" era un buque viejo que cruzaba entre los Estados Unidos e Inglaterra llevando y trayendo vituallas, armas y medicinas para abastecer a las tropas aliadas en Europa. El buque naufragó frente a las costas de Bermudas con su carga más que diversa entre lo que se contaban miles de ampolla de morfina y cientos de cartuchos para obuses.
En el fondo del mar, si bien se tenía ubicado el naufragio, nadie osaba tocarlo a fin de evitar volar por los aires si por error uno de los cartuchos corroídos por el salitre marino explotaba. Pero era evidente que los recién casados desconocían tanto la historia como los peligros... Y de rebote, confirmaban con su hallazgo que las miles de ampollas con morfina estaban aún allí abajo.

El libro transcurrirá en las primeras treinta o cuarenta páginas con la calma de una formación que, recorriendo el primer tramo de una montaña rusa, se prepara para ser lanzada a toda velocidad. Después de ésto, su lectura hasta el final puede hacerse de un solo tirón si la menor duda.
Los hechos se suceden y el autor nos lleva a recorrer Bermudas con lujo de detalles. He seguido los pasos de Gail y David a través de la Isla navegando el Google Earth con la ayuda de las precisas indicaciones que Benchley hace en sus descripciones.
Cada lugar de la isla esta bellamente pintado. Podemos sumergirnos con los protagonistas y experimentar como es la experiencia de bucear entre los restos de un naufragio. Conociendo a Romer Treece, el cuidador del faro norte de la isla y buscador de tesoros por afición, aprenderemos historia vía el relato que junto a la pareja van armando cuando se dan cuenta de que allá abajo no solo esta el "Goliath".
Los elementos que Gail va hallando demuestran la existencia de algo más que reliquias sueltas. No faltarán las traiciones ni las amenazas brutales del temible Cloche, el haitiano que infunde terror en los isleños haciendo uso del culto vudú, y sus matones y espías diseminados por doquier.
La historia se va llevando haciéndonos partícipes de la realidad de los protagonistas hasta tal punto, que llegamos a creer realmente que conocemos Bermudas y sus aguas como si estuvieran al tiro de la mano. Benchley describe con prosa simple y explicaciones directas y entendibles tanto la idiosincracia de la isla como la experiencia de bucear y el lector se siente cómodo de igual forma, recorriendo los pintorescos paisajes del lugar como las peligrosas fauces del barco hundido, donde más de un secreto se oculta.



Bermudas: Un Lugar Que Vale La Pena Recorrer.


Bermudas. Una imagen a vuelo de pájaro para admirar su belleza. Ésta toma se puede ver al comienzo del filme,
durante los títulos, junto con otras vistas que muestran una belleza natural increíble.
Si bien sitios puntuales como el hotel donde Gail y David se hospedan o el faro donde vive Treece, no se mencionan con sus nombres reales, bien se puede recorrer la isla con el libro a la vista siguiendo las múltiples referencias que el autor dá y con la ayuda de la tecnología.
A través de los elementos que disponemos hoy, Google Earth principalmente, se nos permite "entrar" virtualmente en la aventura que David y Gail viven, recorriendo los lugares por los que ellos pasan como si estuviésemos allí.
Descargando la aplicación y dirigiéndonos al este de la costa estadounidense sobre el Atlántico, veremos una mancha de tierra en medio de la inmensidad oceánica, 1.600 Kmts. distante de la Península de La Florida. Bermudas, como toda isla, es la cima emergente de una gigantesca montaña submarina que nace del fondo del mar, en una de las zonas de mayor profundidad de esa parte del Océano Atlántico.
Acercando el zoom la visión del satélite se irá agrandando progresivamente hasta poder tener una vista detallada de las islas y sus particularidades. Veremos sus accidentes, sus playas y sus carreteras.
De ésta forma podremos ir de norte a sur de la isla y recorrer el mismo camino que la pareja hace para ir desde el hotel en el que se alojan hasta el lugar donde Treece vive.
Saldremos de Coral Beach hacia el norte por la South Road atravesando el Monte Pleasant. Pasaremos Cadmen, Devonshire y la Parroquia de Smith para llegar luego a Harrington Sound Road y hacer un largo rodeo alrededor de Mangrove Lake, Church Bay y Castle Harbour.
Todo este recorrido es necesario para llegar hasta el aeropuerto y pasarlo de largo: el final del camino esta bastante más adelante, en el Faro de St. David, pegado a Ruth´s Bay, luego de contronear toda la pista de aterrizaje por la Tommy Fox Road.
Hacia el otro lado, en el sur de la isla, cuando David y Gail son "invitados" a la presencia de Cloche, haremos el recorrido inverso y conoceremos las playas de Chaplin Bay y Stonehole Bay; rodearemos la colina del Faro de Gibb y tomaremos Middle Road rumbo al sur para cruzar el Puente de Sommerset y entrar al Puerto de Ely, en Ely´s Harbour, donde Cloche tiene su guarida y desde donde maneja sus negocios.

Tener la posibilidad de leer la historia teniendo este tipo de tecnología a la mano es asombroso e impensado para el momento en el que yo descubrí el libro.
De hecho, antes de escribir ésto, volví a leerlo primero tomando notas y luego con el libro en mano, y el Google Earth delante, siguiendo los recorridos descriptos por el autor tramo a tramo. Créanme que es toda una experiencia y vale la pena hacerla.
Porque no es solo imaginar lo que uno lee, sino también tener la posibilidad de ver los lugares, los detalles y las cosas que el libro describe haciéndolo literalmente.
Más allá de este detalle caprichoso y absolutamente personal, Bermudas es, aún después de casi cuarenta años de la historia de Benchley, un lugar paradisíaco, increíble, de una belleza impactante tanto en lo que muestra su mar, como lo que hay debajo de él y en tierra firme, recorriendo su geografía.
La nota complemento de la presente, estará dedicada al filme que se desprendió como consecuencia lógica del libro de Benchley.
Habiendo firmado un éxito como "Tiburón", tanto en las letras como en pantalla, era impensado que una nueva historia, con el mar otra vez como telón de fondo, iba a ser pasada de largo por los productores de Hollywood; por ello, también aprovecharemos para saber quién era realmente Peter Benchley y no quedarnos solo con la visión de un escritor oportunista, cuyo éxito y fama vinieron por casualidad de la mano de dos historias pochocleras.
Pero eso será tema de otra entrada...




Benchley en los años de "Tiburón" y "Abismo". En la foto, haciendo un pequeño cameo
en el filme de Spielberg, en el cual jugaba el papel de reportero cubriendo la reapertura
de las playas de Amity luego de la primera aparición del escualo.






Durante la filmación de "Abismo"

viernes, 5 de diciembre de 2014

"Batman - 1966" - Como Cuando Lo Veíamos En Casa...







Hace unos casi me da un ataque cuando vi la caja en un local de Galería Jardín, de la calle Florida en Buenos Aires.
Sabía que por estos días se lanzaba una edición especial de la serie completa de 1966, pero no conocía los detalles de la edición limitada con la que me cruce por casualidad. La caja que la contenía era más o menos como una notebook, en ancho y largo, y casi tan alta como una caja de zapatos.
Colores por doquier (como ilustra la foto) y todos los símbolos a los que la serie de T.V. nos tenía acostumbrados. Pero la verdadera impresión me la llevaría al enterarme de lo que la caja guardaba en su interior. Intacto y tan virgen como la tumba de Tutankamón al ser descubierta.




Antes de la apertura, vale observar que en la base cada set trae un número de serie. En el caso de la que me tocó ver se trataba del ejemplar Nro. 10.043 de un total de 95.000 producidos. Ésto viene a colación de que si la compra no es para uso personal, sino para inversión y posterior venta dentro de unos años, la certificación determinará el valor que el set acumule con el tiempo.
El set, tal como llega por correo, viene dentro de una caja más grande sin ningún tipo de indicativo de lo que se trata. Al abrirla nos encontramos con una protección de plástico de burbujas; dentro de éste, la caja del set propiamente dicho viene envuelta en plástico termosellado.
Sin tocar la protección, lo primero que destaca en el frente es el modelo de Hot Weels a escala del Batimóvil. El resto, es la cubierta multicolor con los símbolos mencionados anteriormente.
Los colores, las ilustraciones, el famoso y particular logo de la serie, principalmente, las fotografías, todo respeta ciento por ciento la estética de los sesentas y del show de T.V. A un lado, pegada sobre la protección del envoltorio, una etiqueta destacada menciona a modo de adelanto lo que contiene la caja: 
  • Los episodios que componen la serie tal cual se emitió originalmente, 120 capítulos completos y remasterizados gracias a lo cual la definición de imagen es inigualable. 
  • Una guía de episodios con títulos y detalles de cada capítulo. 
  • Material adicional de video con más de tres horas de extras acerca de la serie. 
  • Un "scrapbook" o "libro de recuerdos" dedicado en especial a Adam West con fotografías, citas, afiches y miles de detalles relacionados a la serie y su papel en ella 
  • Y por último (y no menos especial por ello) un pack de 44 figuritas del viejo estilo, idéntico al de las editadas en época de la serie.
    Figus de época...

Las mismas que todos los fanáticos de aquellos años comprábamos en el kiosko; las primeras, las que eran dibujos. Después vendrían dos series diferentes compuestas por fotogramas de la serie que venían acompañadas de un chicle plano, de color rosa, y un envoltorio azul que era tan apreciado como las figuritas... ¿Qué más pedir?

No se ustedes, pero yo me maravillé cuando luego de quitar la protección para acceder a la caja observé un pequeño botón rojo sobre un lateral que me hizo pensar en el que se pulsaba para accionar el batifono.

¡¡Impagable... Apretas el botón y suena
la música de presentación de la serie!!
Pues bien si usted, mi querido lector, es uno de los afortunados poseedores de una de éstas cajas y lo pulsa podrá disfrutar de oír la música de presentación de la serie, esa característica que acompañaba a los dibujos y a los títulos de apertura... ¿No es genial? Sí. Absolutamente.

La tapa de la caja está dividida en dos y el símbolo del murciélago esta fijado sobre la solapa izquierda; al abrirla encontramos que ambas solapas están ilustradas con todas las onomatopeyas que se reflejaban en pantalla cuando llegaba el momento de la pelea. El resto... Y bueno, véanlo por ustedes al comprar el set o al pedir verlo en comercios; si sigo dando detalles les quitaré la emoción cuando llegue el momento de tenerlo y abrirlo.
Lo primero que vemos al abrir la caja...
Conclusión, para los que puedan pagar el precio que se pide por ésta versión limitada ($ 4.400,00.- según publicaciones que lo traen por encargo o U$S 180 comprando vía Amazon) o por la edición simple que es un poco más económica (aunque por U$S 130 prefiero la limitada) la inversión valdrá la pena en absoluto, dado que por una suma de dinero (al fin y al cabo solo es eso, dinero) comprará un pedazo de infancia y sus recuerdos, con todo lo que eso significa y conlleva.
Sin lugar a dudas está a la altura de lo que los fanáticos esperaban, no solo por todo el adicional que nos regala sino por lo fundamental que es recuperar después de casi cincuenta años un trozo más que importante de la historia de la televisión mundial y de nuestra propia historia... La que escribimos de chicos disfrazándonos atando una sabana a nuestras espaldas y viviendo mil aventuras imaginarias tratando de imitar al "encapotado"...
Gracias a Dios que aún tenemos estas cosas para recuperar recuerdos...

Detalle del Libro de Recuerdos, la Guía de Episodios y los packs que contienen los discos con los capítulos.

Si alguna vez se preguntaban como Batman y Robin escalaban los edificios... tal vez ésto les dé una respuesta...


Alternativa a la Edición Limitada. La caja con el material fundamental y a precio más económico.
Aunque por la diferencia todo mundo elegirá la otra...


Par de ejemplos de la calidad de imagen que trae la nueva edición remasterizada.

El set completo...


viernes, 28 de noviembre de 2014

Hemos Leído... "El Ojo del Tigre" - Wilbur Smith (1975)





No es éste el ejemplar, pero así era el libro que compré en un kiosco de diario en la esquina de Mitre y San Lorenzo, en San Martín, una tarde lluviosa de mayo de 1977.
Algo me llamó la atención y leí la contratapa. Dí una hojeada al interior y descubrí que parte de la trama (aún no sabía a ciencia cierta de que trataba) citaba una exploración de buceo en un arrecife coralino.Suficiente; era todo lo que necesitaba saber para llevarlo. Pero el dinero no me alcanzaba; entonces el kiosquero que me conocía de vista me dijo "Llevalo y mañana me traés lo que falta".
Mi ejemplar actual


Así, gracias a ese gesto, entré al mundo mágico de un escritor sudafricano de nombre simple y común: Wilbur Smith y a partir de allí inicié con él un lazo que perdura hasta hoy luego de casi cuarenta años y más de diez libros después. Hoy tengo un ejemplar que compré hace tiempo, pero que no es el original. Aquel pasó por tantas manos que acabó destruido y luego perdido. Ese libro hizo que mis amigos de la adolescencia Martín y Carlos abrieran su curiosidad al autor. Martín conseguiría meses después "Cuando Comen Los Leones", Carlos empezaría por "El Ojo del Tigre" y se enamoraría definitivamente de sus historias con "Voraz Como El Mar" y todos los siguientes libros que desarrollarían la Saga de los Courtneys.
"El Ojo del Tigre" marcó una huella importante en mi imaginación de esos años. 


De Como Harry Fletcher Se Convirtió En Mi Mentor


El buceo era mi obsesión desde que tuve uso de razón. Una vuelta alguien apareció en mi casa con un juego de bolos que tenía doble uso: traía una serie de bolas plásticas para jugar bowling y unos aros para arrojar y ensartar en el cuello de los pinos de plástico.
Nunca los usé de esa forma. Lo único que usaba era uno de los aros que cubría justo el contorno de mi cara y atándole un elástico de costura lo convertí en una imaginaria luneta de buceo.
Así presentaba "D´artagnan" una versión en
formato de historieta al libro en 1977
Otra prueba de mi obsesión, y estoy hablando de cinco años máximo, era un oso no más grande que un sachet de leche que llevaba adosado a la espalda un tubo metálico de "Redoxón" simulando un tanque de oxígeno como el que Mike Nelson usaba en "Caza Submarina".
Con catorce años, justo al momento en que "El Ojo..." cayó en mis manos, yo luchaba por aprender a bucear en una Buenos Aires que lejos estaba de proveerme de lo que necesitaba. Entonces, el libro de Smith se convirtió en mi boleto a la liberación y la forma de "sumergirme" en un mundo un poco más acorde a lo que yo era en ese entonces...

Harry Fletcher vive en una de las 115 islas que forman el archipiélago de las Seychelles, éstas que se pusieron de moda hace poco en los medios argentinos. Ubicar el lugar me llevó un tiempo; no tiene referencias exactas, pero con las pistas que fuí desgranando con el correr de la historia puedo decir que la trama transcurre en algun lugar al norte del canal formado entre el continente africano a la altura de Mozambique y la Isla de Madagascar.
Allí Fletcher vive en una cabaña junto a la playa, solo, regentea un barco de su propiedad y se dedica, entre otras cosas, a su alquiler para excursiones de pesca. Recibe adinerados clientes de diferentes países, principalmente europeos, que desembolsan buenas sumas de dinero con tal de que el buen Harry les lleve al encuentro de un buen pez espada.
Cuenta con dos ayudantes fieles y particulares: el joven Angelo, un muchacho de ascendencia gitana aficionado a las jóvenes bellezas de la isla, soltero crónico y gustoso de meterse en alguna que otra pelea de viernes por la noche, y el bonachón de Chubby Andrews, hombre maduro de buena complexión y eterna cara apática que disfruta de una vida apacible repartida entre su matrimonio de toda la vida con la Sra. Andrews y el trabajo con Harry que lo rescató de una anónima y limitada vida como pescador de costa.
La edición de "Círculo de Lectores"
que se vendía en ésos días
Entre los tres llevan adelante el negocio que Fletcher estableció cinco años atrás y que para la primera mitad de los años setentas da buenos frutos; eventualmente, cuando la temporada va mal o algún imprevisto se presenta, la tripulación cambia las excursiones de pesca para hacer una visita al continente de la forma más discreta posible y "colaboran" en el traslado de mercadería poco convencional.
Gente, armas y colmillos de elefante cazados de manera ilegal son el objeto de transporte con el que Harry Fletcher compensa épocas de ingresos magros. Hasta ahí, el equilibrio es estable, la vida rutinaria y el futuro previsible. Hasta que un hecho altera esa rutina.

Fred Cocker administra un doble negocio en la Isla de St. Mary. Su local funciona alternativamente como agencia de viajes y turismo y como funeraria. Él es quien le consigue los clientes al capitán Fletcher. Mientras la tripulación festeja los dividendos dejados por el último viaje, el Sr. Cocker se presenta con una noticia buena y una mala, aunque a la larga no se sabrá cual es cual,
La mala, es que el siguiente cliente de pesca ha cancelado su visita y el final de temporada esta cerca. La falta de trabajo va a complicar el resto del año hasta que vuelvan los meses altos.
La buena, dada justo antes de que Fletcher se ponga violento, es que alguien aprovechó el hueco para solicitar sus servicios de manera inmediata.
Grupo de tres se presenta al día siguiente; Fletcher huele algo extraño. Uno es un tipo mayor con todas las características del gangster medio, un matón desagradable por donde se lo mire lo acompaña y el que cierra el grupo es un jovencito de no más de veinte años que no encaja ni por asomo en el irregular trío.
La excursión que planean no es de pesca. La tripulación de Fletcher no es necesaria. Los costos de contratación se triplican y el capitán y su barco se hacen a la mar con más dudas que certezas ¿Qué buscan los visitantes? ¿En qué amenazan la plácida vida del capitán instalado pocos años antes en la paradisíaca isla? ¿Qué pasado oculta Fletcher detrás de la apariencia gallarda del capitán maduro, aventurero y solitario?



Ingredientes Para Un Buen Conjunto


Siempre me llamó la atención, como en el caso de cientos de libros más, que "El Ojo..." no haya sido aún llevado al cine. Otros libros de Smith sí lo fueron, tal es el caso de "Oro" y "Tentar al Diablo" más "Justicia Salvaje" que se convirtió en un filme para televisión. Yendo más atrás en el tiempo, un clásico de los sesentas con Rod Taylor a la cabeza también lleva la firma de Smith. Se trata de "Los Mercenarios" o "Último Tren a Katanga" uno de los títulos usuales en Cine de Super Acción.
"El Ojo..." mezcla en medida justa los ingredientes que no pueden faltar en una buena trama de aventuras y suspenso: hay violencia, suspenso, traiciones, venganzas y vueltas de tuerca de principio a final. Deberá el lector llegar hasta la última página (literalmente) para cerrar la historia de manera definitiva.
Y aún así, quedan cosas que no se resolverán sino en la imaginación de quien lee. Y eso es muy bueno para quien busca disfrutar de un buen libro, sobre todo ahora que viene el verano y los momentos de relax son un poco más fáciles de hallar.

Smith sale un poco del molde con este libro, pero no pierde el pulso que lo caracteriza como escritor. La historia sigue desarrollándose en África o sus cercanías; el héroe, el cambio de escenario y la acción trepidante recuerda a "Rastro En El Cielo". La descripción de los lugares por los que el "Wave Dancer", el buque de Harry Fletcher, navega nos transporta a esos lugares de ensueños que se promocionan en los afiches turísticos y los momentos en los cuales los protagonistas bucean a consecuencia de lo que ocurre al principio del libro, son memorables, inolvidables.
No faltan los personajes malos, muy malos, la heroína, los sacrificios y las renuncias. Habría mucho más para hablar de la trama, pero decirlo sobre lo ya comentado atenta con revelar hechos que no pueden adelantarse.
Solo resta recomendar la lectura de "El Ojo Del Tigre" como una opción más que válida no solo para ésta época de vacaciones que inicia en breve, sino también para esos meses de invierno en los cuales verse inmersos en un mundo de palmeras, arenas blancas y mar de siete colores nos rescata y nos hace sentir confortables...

viernes, 21 de noviembre de 2014

"Starsky & Hutch" (Parte 2 - Final)



En nota anterior había empezado con la descripción de esta serie icono de los setentas y faltaba el cierre dedicándole el espacio que merece a la otra mitad de la pareja.
El paso del tiempo empieza a llamarme la atención. Es que comienzo a caer en la cuenta de como generaciones de actores que conozco desde chico envejecen y, en muchos casos, tenemos que lamentar su muerte.
No descubro nada con esto; simplemente a lo que quiero referir es a que el cine y la t.v. nos "engañan" con la ilusión de la eterna juventud, o de la sorpresa ante la desaparición de una estrella conocida. 
Muchas veces nos enteramos de que éste o aquel actor que vimos en ese filme el fin de semana falleció hace un par de años... ¿Cómo? Si acabamos de verlo...
De Paul Michael Glaser nos quedó la eterna imagen de un morocho gracioso y payasesco, de andar exagerado, ostentoso en sus gestos y en sus expresiones, acompañadas siempre de una chanza, una mueca o una burla. Se parecía más a uno de los tres chiflados que a un policía modelo...
El bueno de Starsky tiene hoy 71 años... Contaba juveniles treinta y pico cuando la serie lo situó definitivamente en el tope de la fama.
Entonces aquí, un poco a modo de recuerdo y otro poco a modo de homenaje, trataremos de conocer un poco más del hombre en el personaje que lo consagró y también de como era esa composición que lo fijó para siempre en nuestra memoria televisiva.


Glaser en una foto tomada en Londres el año pasado
(Imagen http://www.purepeople.com/)





El Hombre de Rostro Alegre y Vida Triste


Si algo caracterizó a Glaser en todos los años que tuvimos oportunidad de verlo en pantalla, fue su sonrisa.
En "Alguien Tiene Que Ceder"
donde jugaba el papel de ex esposo
de Diane Keaton.
Tranquilo o efusivo, la sonrisa pintada en la cara era un rasgo distintivo. Podía ser seductora, melancólica o graciosa, en definitiva lo seguro es que era casi permanente. 
Detrás de eso, la vida de este hombre que se dio el gusto de trabajar tanto delante como detrás de cámaras, tuvo altibajos y un par de pruebas enormes por las que tuvo que atravesar y sobreponerse.

1976 A la moda de la época
y haciendo gala de su apostura
Se inició a fines de los sesentas en comedias musicales y obras teatrales de Brodway; también tuvo sus primeras apariciones en T.V. por esos años. A partir de 1971 su participación en series televisivas se van haciendo cada vez más frecuentes a la vez que es del elenco de importantes producciones de la época. Tal es el caso de "Las Mariposas Son Libres" y "El Violinista En El Tejado" en versiones para televisión como sobre las tablas; en 1972 aparece en sendos capítulos de "Cannon" y "Las Calles de San Francisco". 
A partir de 1973 lo hace en "Kojak", "Los Walton" y "Rockford Files" protagonizada por James Gardner y que aquí se conoció como "Archivo Confidencial"; tuvo un papel en el filme  para la televisión "Trapped Beneath The Sea" del año 1974. Más adelante, durante 1976 entre filmaciones de "Starsky..." personificó a Harry Houdini en un filme para la televisión que contaba la historia del célebre ilusionista.
Personificando a Harry Houdini
en el filme de 1976
Pero fue en 1975 cuando su carrera de diez años en la actuación se vería coronada por el primer espaldarazo de fama y reconocimiento a nivel mundial.
"Starsky & Hutch" se filmó entre los años 1975 y 1979 con un éxito sostenido y una proyección a futuro que se sospechaba mucho más duradera de lo que fue. Eran momentos de tremendo auge del encendido televisivo y de producciones que empezaban a cambiar respecto de la generación anterior de series.
Primero fueron "Ballinger", "Patrulla de Caminos" y "Los Intocables" como ejemplos de las series emblemáticas de los cincuentas. Al promediar la década de los sesentas, los señores mayores, serios y veteranos de la segunda guerra que encabezaban los elencos de las series, dieron paso a una nueva camada de actores jóvenes que refrescaron la pantalla.
Los rostros adustos y los sombreros con la visera inclinada se cambiaron por caras angelicales de ojos claros y jopos que peinaban cabelleras acomodadas a base de mucho Lord Cheseline.
Iniciaron así series como "El Santo", "El Tunel del Tiempo", "Ladrón Sin Destino", "77 Sunset Strip", "Ruta 66" o "Los Acuanautas" entre 1960 y 1970.
Al iniciar la década nueva, la tendencia eran (en el caso de los policiales) los policías jóvenes trabajando en dúos, preferentemente de características opuestas, y que trataban de amenizar la creciente violencia con situaciones de comedia que distendían un poco el clima.
En esos años la realidad de las ciudades estadounidenses era idéntica a nuestra situación actual de inseguridad y el reflejo que los productores de t.v. hacían de ello en sus series era criticado duramente... Parecido también a lo que acá ocurre cuando se culpa a los periodistas diciendo que lo que provoca la violencia es dar las noticias... Debido a ello, la idea era mezclar drama con humor y tratar así de hacer más llevadero el entretenimiento.



¿Quién Es Ese Muchacho?


Dave Starsky era un tipo duro. No tenía empacho en entrarle a las manos a los que se resistían a la ley. Acá se lo hubiese identificado con la "maldita policía"; tratándose de un oficial que sabía manejarse bien en la calle, una vez ascendido a detective fue trasladado a Bay City, una zona del sector sur de la enorme extensión que ocupa la ciudad de Los Angeles.
Starsky posando con su Ford Torino

Allí fue comisionado a trabajar con un colega de formas y modos opuestos a los suyos. El Oficial Kenneth Hutchinson era un rubio que sabía cultivar formas un poco más refinadas; introvertido, simpático pero educado, elegía pensar antes que reaccionar; aunque cuando la situación lo requería podía ser tan intimidante como su compañero.
La buena relación, luego convertida en profunda amistad, que ambos actores cultivaban en la vida real se reflejaba en la química enorme que transmitían a través de la pantalla con cada capítulo de la serie.
A lo largo de las cuatro temporadas que la serie duró asistimos a diferentes estadios y situaciones que el personaje debió atravesar. Starsky se divirtió, tuvo pánico de que lo asesinaran, golpeó y lo golpearon, se enamoró, lo abandonaron, lo engañaron, se dio algunos gustos y hasta tuvo un ensayo de realidad cuando debió enterrar alguna que otra novia.
Glaser enviudó en 1995 luego de que su esposa, a quien conoció al mismo tiempo que iniciaba la serie en 1975, falleciera a causa de complicaciones derivadas de estar infectada con el virus del HIV. Durante el nacimiento de su hija, una transfusión de sangre contaminada, hecha de emergencia, la contagió y la condenó a vivir con el riesgo de la muerte inminente por el resto de sus dias.
Aunque no lo he comprobado de manera fehaciente, tengo entendido que el propio Glaser corrió la misma suerte a partir de éste hecho, infectándose de manera accidental e involuntaria.

Paul hizo delicias con su personaje a lo largo del tiempo que la serie duró. Sus cruces cómicos con David Soul mientras ambos jugaban sus personajes eran memorables. Algunos de ellos tenían como eje la diferencia que los detectives tenían respecto a su forma de vida.
Mientras Starsky tendía a disfrutar de un mediano consumismo, Hutch hacía hincapié en que el espíritu y el intelecto le interesaban más. 
Parte de esto se reflejaba en la forma de vida que llevaban.
Starsky vivía en un departamento prolijamente arreglado, gustaba de la música que escuchaba en un equipo esterefónico y cuidaba con obsesión el automóvil que usaba en su trabajo patrullando las calles: un enorme Ford Torino rojo con una franja blanca que cruzaba ambos laterales y se unía sobre el techo.
El auto que despertaba pasiones. Buenos Aires estaba plagada de coches pintados así.
El que más se asemejaba era la Coupe Ford Taunnus.
El que quedaba más ridículo era el Dodge 1500 pintado así... Una risa.
Hutch en cambio, tenía un viejo auto sedan que hacía sonar la bocina cada vez que el acompañante cerraba la puerta de su lado. Vivía en un piso pequeño sobre unos comercios en una calle de barrio y no era muy propenso a dedicarle tiempo a la limpieza y el cuidado de la casa.
La forma de rechazar las críticas que Starsky le hacía, en referencia a su auto y su cuidado, era llamar despectivamente "el tomate rojo" al Torino.
Para quienes quieran ver más detalles de ésto, sugiero que visiten este link y curioseen todo lo que quieran. Encontrarán cosas interesantes.
A propósito de esto, creo que a los fanáticos de la serie y del auto en particular les va a gustar lo que sigue. Una vista en absoluto detalle del auto usado en la filmación de la serie, conservado intacto gracias a la dedicación de quien es hoy propietario del mismo:


video


Para finalizar; a lo largo de los años que siguieron a la exitosa serie, Glaser no dejó de trabajar ni de ser protagonista en la industria televisiva.
Se especializó en la dirección, cosa que ya había probado mientras protagonizaba. y a partir de la cancelación de la serie pudo dedicarse de lleno a ésta otra faceta de su personalidad artística.
En cine su trabajo más renombrado sea tal vez la película de 1987 "The Running Man" ("Carrera Contra La Muerte") protagonizada por Arnold Schwartzenegger y basada en un libro de Stephen King.
En cambio, fue en televisión donde pudo explayarse a gusto dirigiendo capítulos de series variadas y a lo largo de los últimos treinta años. "Miami Vice", "Amazing Stories", "The Agency", "Third Watch", "Las Vegas" en la versión de 2005 protagonizada por James Caan, "The Closer", "The Mentalist", "Criminal Minds" y  "Numbers" fueron series que lo tuvieron detrás de cámaras con muy buena repercusión.
Y una faceta que tal vez sea la menos conocida es la que más me llamó la atención.
Glaser escribe libros para niños.
Para quien quiera adentrarse en esta parte de su producción artística, puede hacerlo a través de éste link.


Por último, algunas imágenes del actor según pasan los años haciendo una mención aparte y puntual sobre el último hecho relevante de su carrera como actor.
En 2004 algún productor trasnochado tuvo la poco feliz idea de reeditar (o querer pretenderlo mejor dicho) el éxito de la serie, debido a que Hollywood y sus cráneos no depuran muchas ideas buenas y de interés.
Pero en vez de hacerlo a través de la pantalla chica y con un montaje acorde a lo que el recuerdo de estos dos grandes requería, llevaron la idea al cine y no tuvieron mejor ocurrencia que poner al frente del elenco a dos impresentables como lo son Ben Stiller y Owen Wilson...
Tanto Glaser como Soul aparecen en ese filme a modo de "homenaje" dado que ambos hacen un par de cameos a partir del vínculo con la serie.
Por favor... Si quieren "homenajear" a gente que se ha ganado el respeto y la admiración del público a través de los años de la revalorización que se hace de sus trabajos, háganlo de manera digna y no confundan homenaje con ridiculización y falta de respeto.
¿Alguien de quienes leen esto vio la película?
Prueben a hacerlo y entenderán de que hablo...

Como siempre... gracias por darse una vuelta e invertir vuestro tiempo leyendo.



 




El juguete que todos queríamos tener.
Hubo que esperar un tiempo para lograrlo...