sábado, 30 de julio de 2016

"The Abyss" - Parte 2 - El USS Montana




No importa si entienden o no el idioma en el que el documental a continuación está hablado. Más que entender lo que se dice, lo importante es disfrutar de las imágenes que nos llevan al detrás de escena de una de las filmaciones más complicada, extrema y dura de realizar que se haya llevado a cabo en los últimos treinta años.
Mucho de lo narrado aquí ya lo conté yo en la anterior nota (ver aquí). Los tanques de agua en la planta nuclear nunca terminada de Gaffney, las maquetas, el montaje a escala real de la base de la plataforma de perforación "Deepcore"... A eso se le suman algunos comentarios de los actores y detalles de filmación que iré completando.
Pero ahora, antes de leer o ir sobre el paquete de imágenes que ilustran la nota, echemos un vistazo bajo el agua y veamos cómo filmó Cameron "The Abyss".


video



"Soy James Cameron" dice el hombre con escafandra que se nos aparece como un fantasma, saliendo de la oscuridad del agua "Y quiero llevarlos a un mundo frío, oscuro y con una presión implacable... El Negocio del Cine..."
Con esta magistral introducción, James Cameron nos presenta la película de su película. Sí, no es un trabalenguas. Se trata del documental en el cual se ilustra cómo se filmó "The Abyss" y en la práctica, de verdad que es una película tan acertada y real como la otra.



Trabajo Artesanal... Y Del Bueno.

Primero lo primero. Lo que ven aquí abajo es el inicio de la construcción del modelo en mayor escala del malogrado USS Montana. Los constructores de modelos y escenarios trabajan en el esqueleto que servirá de base al casco del submarino. Y créanme que será de verdad un submarino con todas las letras y a todas luces... 




El esqueleto fue completado y ahora inicia la fase de modelar el casco propiamente dicho. Una vez terminado, las partes para representar el sitio donde el Montana yace inutilizado comienzan a ensamblarse.
Primero un importante fondo que deberá ser adecuadamente trabajado para que al final se vea como un balcón de piedra en una pared del fondo del mar, colgada de un abismo. Notese el tamaño del set comparado a la figura humana del modelista que trabaja sobre el andamio en el centro de la escena.




En el detalle de arriba podemos apreciar la parte trasera de la maqueta en proceso de terminación. Recién fueron colocados los timones y falta aún la hélice para completar el conjunto. Sobre el cuerpo de madera se aplican paños de material metalizado a fin de que ninguna parte de la superficie de madera queda a la vista.
Los moldes que se aplican sobre el extremo derecho del cuerpo de la maqueta, simularan las compuertas de los silos en los que se guardan los ICBM (Misiles Balísticos Intercontinentales)



Primer plano de la torreta del submarino a punto de terminación.
Y debajo, la parte trasera ya completa y terminada, lista para ser 
utilizada en la toma correspondiente.


Y por fin... el modelo casi terminado y listo para darle paso a las cámaras. Restan algunos detalles
como ser el acabado de la proa destruida por la presión y el impacto contra el fondo
y las compuertas abiertas de los silos misilísticos, producto del mismo choque.



Aquí sí ya se puede apreciar el modelo en su conjunto listo para la filmación.
Todos los detalles han sido añadidos para crear la ilusión de realismo.
Desde la escalerilla en el lateral de la torreta hasta las marcas de altura de agua 
del casco, que indican cuanto del cuerpo del submarino se halla bajo la superficie cuando navega sobre ella.



Y lo más magistral de todo el acabado: las compuertas abiertas por el impacto mostrando
las cabezas de las ojivas nucleares, amenazadoramente expuestas a la corrosión del mar y a los efectos de la profundidad.



Al tiempo que una unidad se ocupa de filmar al submarino en su lecho de muerte, destruido, mientras
los buzos de la marina y los de la Deepcore lo recorren, otra unidad se encarga de 
las tomas en las que el submarino tiene movimiento bajo el agua.
Esto se realiza con dos modelos construidos a escala menor, uno manejado por cables el otro
ensartado en un eje que permite tomas moviendo una cámara a su alrededor, en vez de mover el modelo. De esta manera se logran esas tomas en las cuales uno recorre en primer
plano el cuerpo del navío, teniendo la ilusión de que éste "pasa" frente a cámara, cuando en realidad es al revés.







Arriba vemos el submarino en su elemento natural.  Abajo, el modelo de tomas 
estáticas, el que queda fijo y solo se le varía el ángulo para mover la cámara
a su alrededor. 
La luz ambiente, un poco de humo creado con hielo seco y un par de filtros aplicados 
al lente de la cámara acabarán de dar la sensación de que el Montana
realmente se desliza por las profundidades del océano...





sábado, 23 de julio de 2016

"Stranger Things" - "IT"+"Stand By Me"+"E.T."+King+Spielberg Lo Nuevo de Netflix




video


"Strange Things" Trailer 1

video

y Trailer 2


¿Gustó?
Buena ¿no?
"Stranger Things" es básicamente un homenaje al cine de la década de los ochentas. Pero también una reverencia personal de sus creadores, los Hermanos Duffer, a Spielberg, a Stephen King y a muchos otros íconos de los ochentas, como las bandas musicales Blondie, The Clash, Toto y otras que se escuchan a lo largo del recorrido de la serie, disponible ya de ver en Netflix en ocho capítulos de una hora que componen su primer temporada.

No sabemos si habrá segunda aún; aunque por la recepción del público se descarta. Pero sus creadores dicen que más que hablar de segunda temporada sería más conveniente decir "secuela".  Y vamos al detalle...





Todo arranca con un tipo de guardapolvo blanco escapando por los tenebrosos pasillos de un lugar que, a todas luces, parece un laboratorio.
El hombre, calva incipiente y poblada barba, gana un ascensor solo para darse cuenta de que aquello de lo que escapa lo acecha desde el techo del lugar elegido para esconderse.
Tres amigos y una extraña para resolver el misterio
A partir de allí empezará la pintura de este pueblo rural en donde paso a paso empezaremos a identificar pistas conocidas.
Primero los típicos perfiles. La típica familia tipo, con el marido de actitud ausente y corbata eterna (recuerda al padre de Marty McFly en "Back To The Future"), la madre que lleva la batuta en la casa, los hijos en escalera (adolescente, pre adolescente y bebé) y la típica casa de hipoteca de aquella década con empapelados cargados y sillones de tapizados densos.
El típico policía quebrado, con problemas de adicciones (alcohol, tabaco, tranquilizantes), sucio, mal presentado y (me imagino) con un olor a cloaca importante, que trata de olvidar un muy mal trago de su pasado reciente.
La típica madre sola, que cria a sus dos hijos adolescentes a los palos, como puede, mientras se reparte entre el trabajo y su casa, un importante desastre, casi inhabitable por lo abandonada y decadente.
Y por último, la típica barra de chicos "cool", progres, transgresores y traviesos, con un latin lover de turno que enamora a la hija de la familia típica, la parejita que lo acompaña y que viene dandole duro al sexo desde que tienen trece, la amiga típica, poco atractiva y fuera de los parámetros de belleza media.
El resto, bicicletas, linternas, walkie talkie´s, posters y cortes de películas de los 80´s y toda la parafernalia que te puedas imaginar para remontarte a los años de plena fiebre por "Los Goonies", "E.T.", "Back To The Future" "Poltergeist" "El Enigma De Otro Mundo" y muchas otras cintas más.

"Once" la niña de temer. Si trata así a la latita de Coca Cola... Que queda para uno?
En ese contexto, Will Byers, solo doce años de edad, desaparece del lugar donde vive, una noche volviendo de casa de sus amigos.
Su familia se revoluciona con el hecho, el pueblo también y ni que hablar de sus amigos, tres personajes que se las traen y que harán las delicias del público a lo largo de estos ocho capítulos.
Ese grupo es un reeditado de los integrantes de "Los Goonies", los compinches de "Cuenta Conmigo" y El Club de Los Perdedores de "It".

El misterio se arma con elementos básicos, pero efectivos. Un laboratorio e instalaciones del gobierno con los clásicos hombres malos de turno (Como en "Encuentros Cercanos..." y en "E.T."), hay un niño desaparecido, un pueblo vuelto al revés con la novedad, una niña que aparece de la nada y cantidad de incógnitas que se van dejando de a poco, como las migas de pan que ayudan a desandar el camino...

"Stranger Things" vale la pena porque a pesar de todos los avisos previos, jamás pierde el peso propio del suspenso que el justo manejo de la cámara y el inteligente ritmo del guión le imprimen a cada paso de la narración.
Impecable el trabajo de Winona Ryder como la madre del chico desaparecido
Suponemos que la hija mayor de la familia típica va a terminar con el hijo mayor de la familia atípica.
Suponemos que el chico extraviado volverá a brazos de su madre.
Suponemos que los malos quedarán expuestos y pagarán por su maldad...
Pero a pesar de saber todo eso, "Stranger Things" es un clásico imposible de no ver, porque es un producto de calidad, porque tiene una producción cuidada, porque su guión está bien planeado y porque su objetivo se cumple a partir de las primeras tres o cuatro escenas: el espectador es jalado desde su asiento hacia la pantalla y no se va jamás de allí.

Tengan en cuenta a "Stranger Things" como una buena opción para entretenerse largo rato el próximo fin de semana...

Los malos a la orden del día y siempre representando los intereses del gobierno.

Volveremos a hablar del tema por éste mismo bati-canal y a la misma bati-hora...
Hay "Stranger Things" para rato...


Hechos Curiosos del Mundo Bond (III)





  1. "A View To A Kill" el tema principal del filme de 1985, llegó al número uno del chart americano luego de que, años antes, Paul McCartney posicionara a "Live and Let Die" en el segundo lugar en 1973.
    Uno de los mejores afiches del filme
  2. El actor Terence Cooper fue propuesto para devolver a la pantalla al personaje de 007. luego de que apareciera en 1954 en un filme para televisión del Climax Mystery Theatre. El proyecto no funcionó, pero de todas formas, Cooper tuvo su aproximación a James Bond cuando fue convocado a participar en la cinta de 1967 "Casino Royale" de Charles Feldman.
    Afiche de filme de 1967
  3. Ian Fleming desestimaba el cine en absoluto. En su vida solo dos veces había visitado una sala para ver un filme. "Cavalcade" y "Gone With The Wind" fueron los únicos dos que eligió ver, hasta que debió revisar los dos primeros filmes Bond protagonizados por Connery para que los productores supieran si aprobaba definitivamente el desempeño del escoces en el rol de 007. Fleming lo aceptó a medio conformar. De arranque, no estaba de acuerdo en absoluto con la elección de los productores .
    Connery ES Bond
  4. Tres de las cuatro chicas que protagonizaron un rol central en "Los Vengadores", la serie de los sesentas protagonizada por Patrick Mcnee, también tuvieron su participación en filmes Bond: Diana Rigg y Joanna Lumley lo hicieron en "Al Servicio Secreto de Su Majestad". Honor Blackman hizo lo propio en "Goldfinger". Por último, el propio Mcnee participó junto a Moore en "A View To A Kill" haciendo el papel de su chofer en momentos en que Bond debe infiltrarse en la villa de Max Zorin.
    Patrick McNee y Diana Rigg 
  5. Durante la filmación del teaser de "Thunderball", Connery debió vestir un protector disimulado entre sus ropas para evitar que el combustible de la mochila voladora que debió usar le afectara la piel y el cuerpo.
    Connery y el Jetpack
  6. Ian Fleming asigno los beneficios de cada filme Bond a un miembro de su familia a modo de legado.
    IFF Logo
  7. Cada vez que algo iba mal en el set de filmación de "Vivir y Dejar Morir" un integrante del equipo invariablemente mencionaba que el hecho era "un mensaje" de Sean Connery, el actor que había abandonado el rol a manos de Roger Moore.
    En el set de "Vivir..." preparándose para explotar a Kananga 
  8. Desmond Lewellyn fue el actor que personificó a "Q" a lo largo de los filmes en que cinco actores diferentes protagonizaron el papel de 007.
    El "Q" más reconocido y longevo
  9. En desmedro de la mayoría de las voces de las actrices que personificaron "chicas Bond", también a los villanos debieron doblarlos: tales los casos de los actores Gert Frobe (Goldfinger)  y Adolfo Celi (Emilio Largo).
    Adolfo Celi

    Gert Frobe

  10. Carol Boquet fue tentada con el rol de Holly en "Moonraker" pero debió pasar dado que por ese entonces debía cumplir un papel en "Ese Oscuro Objeto del Deseo". Poco después pudo participar en el siguiente filme Bond cuando jugó el rol de Melina Havelock en "Solo Para Sus Ojos"

domingo, 17 de julio de 2016

"The Abyss" de James Cameron - Parte 1







El nombre no le puede sonar extraño a cualquiera que haya visto u oído hablar de los mayores tanques del cine en los últimos treinta años.
El hombre acumula una lista de trabajos, participaciones y responsabilidades en el mundo del cine, que si no lo hacen el elemento más prolífico del medio, le pega en el palo.
James Cameron figura en la base de datos del cine mundial como director, guionista, productor, editor, director de arte, responsable de efectos visuales, diseñador de producción y director de segunda unidad.
Escribió algunos de los guiones de las producciones más grandes que hayamos visto en la historia del cine. Los guiones de "Terminator", "Rambo II", "Alien´s: El Regreso", "True Lies", "Titanic", "Terminator 2", "Las Crónicas de Sara Connor", "Avatar", llevan su firma.
Dirigió éxitos de taquilla al por mayor y revolucionó la industria del cine desarrollando sistemas, programas, maquinaria y herramientas, con efectos equiparables a los conseguidos por George Lucas y su "Star Wars" de mediados de los setentas.
Pero no todo fue flores en la vida de este visionario de (a hoy) casi 62 años de edad; por eso, para conocer todo el recorrido hasta el filme que nos ocupa, es bueno dar un vistazo a su vida y su carrera.



Inicios de la Carrera de un Genio...

Nacido en Ontario, Canada, en agosto 16 de 1954, Cameron, hijo de un ingeniero, se graduó en Física en la Universidad de California antes de encarar para el lado del cine.
Su ambición era contar historias, pero no solo escribiéndolas. Quería además verlas plasmadas en imágenes, por lo cual concluyó que su meta era convertirse en guionista y director de cine. Para ello tomó una decisión de fondo.
Su título en Física no le daría a corto plazo ni el tiempo ni el dinero para su objetivo, así que decidió ejercer un oficio más práctico que le permitiera ambas cosas.
Y halló la solución tras el volante de un camión... Como conductor. 

Su primer trabajo en el mundo del cine no fue lo que se dice "glamoroso".
A partir de mediado de los setentas y hasta principios de los ochentas, George Lucas revolucionó el mundo del cine por partida doble: técnicamente, con todo lo desarrollado para la filmación de "Star Wars" y en lo narrativo, diagramando una manera diferente pero clásica de contar historias que capturase la atención de grandes y chicos dentro de un genero en desuso, como lo era la ciencia ficción en esa época.
A partir de allí, legiones de escritores, directores y productores se pusieron a copiar a Lucas sin ningún éxito.
Y Cameron formó parte de esa enorme troupe que se dedicó a emular al Maestro George.
En 1980 se lo puso a cargo del equipo de construcción de sets de miniaturas de la producción liderada por el legendario Roger Corman que preparaba "Battle Beyond The Stars", una burda copia más que barata de "Star Wars". Ahí Cameron fue el responsable de crear todos los escenarios que se utilizaron para rodar las escenas que incluían maquetas y reproducciones a escala. Todo sirve para empezar...
Y para juzgar el nivel de producción de la película, aquí va el trailer.

video



Pero lo importante vino después. En 1981 Cameron obtiene su primer logro personal en carrera al estrellato: Co escribe y dirige "Pirañas II: Vampiros del Mar". La historia giraba en torno a un buque hundido en el Caribe cuya carga se desparramaba en el mar y generaba una mutación en pirañas que dejaban tras de sí un rastro de muerte de lo más bizarro.
No le fue mal al filme ni a los productores y Cameron se anotó un punto importante: el seguimiento del público que gustaba de los filmes "Gore", clase B con mucha sangre y efectos.
Y ya en su siguiente paso viene lo bueno, la prueba de que estábamos en presencia de un creador diferente, solo faltaba una vuelta de tuerca para comprobarlo.
En 1984 dirige y escribe su segundo filme que es nada menos que "Terminator", del cual comentar algo esta de más.
Que cada uno empiece a sacar conclusiones y a entender hacia donde vamos cuando digo que este tipo es un dotado.





A partir de ahí, Cameron se convierte en una máquina imparable de generar éxitos.
En 1986 impacta con otra producción monstruosa y de doble efecto: "Aliens: El Regreso", director y guionista nuevamente, donde no solo genera una historia y un filme fijado en la memoria del público y en la historia del cine sino que además rompe con la regla de "Segundas partes nunca fueron buenas"
Me animaría a decir que si las tomamos por separado, "Alien, el 8° Pasajero" y "Aliens: El Regreso" son dos filmes absolutamente innovadores, de altísima calidad en todo sentido y ajenos uno del otro, con identidad propia y para nada asociados salvo en cuanto a la historia de fondo.
Dos genialidades autónomas que aún hoy no han sido superadas, fundamentalmente en lo que hace a la originalidad de su base narrativa.
Y lo que viene después es historia conocida.

"The Abyss" (de la cual entraremos en detalle a continuación), "Termnator 2 - El Juicio Final", "Mentiras Verdaderas" un homenaje en tono ligero a las películas de James Bond, el guión de "Rambo: II", la serie para T.V. desprendimiento de "Terminator" "Las Crónicas de Sara Connor" y la frutilla del postre que es "Titanic", sin desmerecer "Avatar" un filme que acepto como deslumbrante pero que personalmente no fue de mi gusto.

Después de todo este trajín, e influenciado por su gusto por el buceo y la exploración del mar, Cameron dedicó sus esfuerzos y su energía a la producción y dirección de trabajos relacionados a estos temas.
Entre 2002 y 2005 genera un documental sobre la exploración del hundimiento del acorazado  alemán de la Segunda Guerra Mundial, Bismark; otro sobre el análisis forense del proceso de hundimiento del Titanic y un tercero sobre criaturas pelágicas halladas en su descenso al pecio del Titanic, en oportunidad de recolectar tomas para el filme homónimo.





The Abyss


Una recomendación de entrada.
Si no vieron el filme, antes de seguir leyendo, véanlo.
Después recién vuelvan acá y lean la nota.

Si lo vieron hace mucho, revísenlo. Yo lo hice hace poco y me pareció descubrir algo completamente nuevo..
A Mary E. Mastrantonio las criaturas la toman de protegida
"The Abyss" cobra valor cuando hoy lo vemos y comprendemos que fue una producción hecha hace casi 30 años y que no se le encuentra detalle de defecto en su factura técnica.
Sus efectos especiales son enormes. Su trabajo de filmación impecable. El realismo de la ambientación es increíble, principalmente porque en esa época los efectos creados por computadora eran tan básicos, que solo alcanzaban para generar una toma como la de la columna de agua con vida propia. Nada más.
El resto, es de los últimos verdaderos trabajos artesanales logrados a base de maquetas, miniaturas, filmación con control de cámara y mucha, mucha creatividad y obsesión por el perfeccionismo.

Ed Harris no gana para sustos en este film
"The Abyss" cuenta la historia de un submarino nuclear norteamericano, el USS Montana, que recorriendo las profundidades del Atlantico en cercanías de las Islas Cayman, tiene un sorpresivo y mortal encuentro con algún tipo de presencia que genera una falla hidráulica y eléctrica general en su estructura.
En consecuencia, el submarino se hunde como piedra en las profundidades de las llanuras abisales, unos kilómetros mar afuera de las costas de Bahamas... a casi 2.000 metros.
Michael Biehn, actor fetiche de Cameron. El loco de la película.
Un equipo de Navy Seals de la Marina es despachado hacia alta mar con destino a un buque de exploración que controla una plataforma móvil de perforación, estacionada a 500 metros bajo la superficie. La consigna es que civiles y militares unan equipos, tecnología y recursos a fin de montar una operación de rescate que permita llegar al submarino.
Aunque el objetivo final de la misión no queda bien en claro ¿Qué se hará con los restos del submarino si reflotarlo de semejante profundidad no es posible?
¿Cómo se recuperaran las ojivas nucleares que lleva en su interior? 
Y lo más importante ¿Qué se hará para evitar que la tecnología que quedará abandonada en el fondo  del mar no caiga en manos extrañas?
Ahí es donde arranca verdaderamente la historia que no dejará de dar sorpresas ni de quitarnos el aliento en cada cambio de situación. 




Vamos Detrás de las Cámaras!


Si ver y disfrutar de la película es grandioso, ir detrás de cámaras para ver cómo se hizo principalmente el trabajo de efectos especiales en cuanto a miniaturas, sets submarinos, tomas bajo el agua y efectos de animación y visuales es simplemente maravilloso.
Una de las cosas que más me atraen de esta película es que es de las últimas en utilizar este tipo de recursos.
Y les hago un desafío.
Antes de pasar a esta parte final de la nota, insisto en que vean la película y traten de decidir cuales son partes filmadas en estudios o en exteriores en escenarios reales, sea en tierra, en agua o en interiores de barcos o plataformas, y cuales son filmaciones de maquetas o de escenarios artificiales creados por los técnicos...
Se van a llevar mucho más de una sorpresa. Se los garantizo.
Y ahora sí, si desoyeron mi recomendación de ver "The Abyss" antes de leer ésto, están rodeados. De acá en más, efectos especiales al descubierto.



Las Imágenes

Como primera medida, y en forma destacada, cabe aclarar que ninguna de las imágenes que ilustran esta nota son propiedad de quien escribe. 
La mayoría de ellas son de dominio público, por eso me permito utilizarlas. Pero en el caso de tomarlas de algún sitio en especial, trato siempre de citar la fuente como una manera de respetar la propiedad intelectual de las mismas.
En este caso en particular y referida a ésta y sucesivas notas sobre "The Abyss" las imágenes que siguen son propiedad y fueron extractadas del sitio "Model Ship In The Cinema" cuyo website se ubica aquí.
Se recomienda muy insistentemente que visiten el sitio, sobre todo aquellos que como yo disfrutan del trabajo de los creativos en efectos especiales, en este caso dedicados a modelos que van desde barcos y submarinos hasta monstruos marinos y escenarios relacionados con el mar...



Este es el interior de uno de los varios tanques dentro de los cuales se recrean los escenarios donde se filman las escenas. Luego de "Tiburón" difícilmente un director se anime a filmar tomas marinas en escenarios naturales dado que las complejidades son enormes.
En esta gigantesca olla se llevaran a cabo todas las tomas que involucran a los actores trabajando bajo el agua, sea alrededor de la plataforma sumergida, interactuando con los mini submarinos o en los primeros planos en los que la secuencia exige que el actor esté buceando.




Sin tanto misterio para dilucidar, ni tanta explicación para dar, la de arriba es una fotografía que muestra las instalaciones del lugar donde se llevó a cabo la mayor parte de la filmación.
Sobre todo de aquellas secuencias del filme que requerían de los set de filmación más grandes e importantes.
Toda esta gran instalación es parte de una planta nuclear cuya construcción fue suspendida y abandonada, y que luego se aprovechó para ser utilizada en filmaciones.
La misma se ubica cerca de la ciudad de Gaffney, en el condado de Cherokee, perteneciente al estado de Carolina del Sur. Reconocerán el lugar porque su objeto distintivo es un gigantesco durazno a modo de icono que se muestra en un capítulo de "House of Cards", en donde Underwood critica el monumento.




En esta magnífica vista se puede apreciar el Tanque A. Ya ha comenzado a ser inundado, a fin de poder preparar el escenario en el cual se rodaran las tomas en las que los buzos salen de la plataforma sumergida y se mueven alrededor de ella.
Asegurada a una estructura podemos ver cómo se recreó la base de la plataforma, cuyo cuerpo entero se apreciará más adelante en modelos a escala que serán los únicos que la representen.
La plataforma, tal como se ve en el filme o como la describe el guión, no existe más que construida por partes o como modelos a escala.




(Arriba y abajo) El denominado Tanque B. El sitio en el que se desarrollan mayormente las tomas submarinas que involucran miniaturas, ya sean las que cuentan con movimiento o aquellas estáticas donde solo se toman partes de los escenarios sumergidos, caso tomas del submarino Montana ya hundido y averiado.
Aquí debajo se puede apreciar el tanque inundado, más un sector utilizado en el film para las tomas en que se ve la grúa que coloca los sumergibles en el mar. En el costado izquierdo se puede ver uno de ellos estacionado.
Los actores juegan las escenas alrededor de la parte baja que se ve enmarcada por los bordes amarillos. Luego, en post producción y efectos visuales, todo lo que se ve gris, sin agua, será ocultado de la imagen por un fondo negro y sobre él se agregará la filmación de los mini submarinos entrando al agua. Cuando toda la escena se compagine, se verá en pantalla cómo la tripulación presencia la caída del aparato en el hueco que el Benthic Explorer (el barco madre) tiene en su interior.





Arriba y debajo podemos apreciar uno de los modelos mejor logrados de la película: El Benthic Explorer. Solo apreciar debajo el tamaño de la maqueta que permite que tres técnicos se paren sobre ella y la recorran.
Según las tomas que se debían filmar, fueron construidos varios modelos en distintas escalas para lograr mayor realismo en cada toma. El modelo de la fotografía fue construido en una escala de 1/10 lo cual le determina una eslora (largo) de 13 metros y se necesitaron siete semanas de trabajo para llegar al modelo final, tal como se usa en filmación. Su peso es nada más ni nada menos que de... ¡siete toneladas!
La mayoría de las secuencias fueron filmadas en mar abierto, ya que, para el momento de realizarlas el tanque destinado a esa tarea tenía inconvenientes técnicos que impedían su uso.
El tamaño y el peso del modelo permitió que esas tomas fuesen posibles de hacer en un escenario natural con oleaje controlado. Y un detalle más que curioso: debido a las dimensiones del modelo, que excedían con creces los parámetros comunes para una maqueta, hubo que obtener un permiso de la Guardia Costera para la filmación en mar abierto... debieron registrar la maqueta como "embarcación" por el tamaño!! 





Para comprender el tema de los tamaños, solo hace falta ver la foto de abajo y comparar el modelo construido con el bote tripulado situado a su lado.
Arriba puede verse el modelo colocado en aguas abiertas listo para la filmación. El barco fue controlado por un sistema de cables submarinos que lo conectaban desde su proa y su popa a lanchones de apoyo desde donde se lo manejaba.
Esto sumado a la correcta iluminación, al movimiento controlado del agua y al comportamiento de la estructura debido a su enorme peso, permitieron lograr movimientos de un realismo impresionante que se acentuaron más aún con la combinación del control de cámara lenta y la aplicación de niebla artificial que impedía tener puntos de referencia contra los que el modelo hubiese quedado en evidencia.





Otro de los increíbles modelos logrados fue el destructor Albany que se ve en distintos pasajes del film.
Sin ser tan grande como el anterior, el Albany tenía su porte de todas formas. Ver el detalle de la segunda fotografía donde se puede apreciar su escala, gracias a la bicicleta que han dejado cerca de él.




  
Arriba se aprecia cómo se lo transporta para filmar tomas junto al Benthic Explorer en aguas abiertas y debajo, en momentos del final cuando desde las profundidades emerge la descomunal nave E.T. que deja en dique seco a todos los navíos que se hallaban en los alrededores.




La Deepcore era la plataforma de perforación petrolera que se hallaba en el fondo del mar a cargo del personaje jugado por Ed Harris. Para su utilización en las tomas, fueron necesarias tres maquetas de diferentes escalas. Una en una relación 1/14, otra de 1/8 y la última es la que se ve en la fotografía del Tanque 1, donde los actores se movían a través de ella construida en una escala de 1 en 1.

  
El modelo de escala 1/14 se utilizó tanto en secuencias bajo el agua como en las denominadas "secuencias secas" esto es cuando una toma simula ser hecha bajo el agua, pero en realidad se hace en estudio y se le agregan efectos visuales tales como humo, luz difusa, fondos de colores oscuros y efectos de iluminación envolventes que en conjunto crean la ilusión.
La maqueta 1/14 fue escenario tanto para tomas de visión general como aquellas en las que se incluía mini submarinos  o figuras de los buzos con control de movimiento, una técnica de filmación basada en mover la cámara y no el objeto filmado. Luego, en la escena final vista en pantalla, dará la sensación de que lo que en realidad se mueve es el objeto en cuestión. Los logros del equipo de filmación en ese aspecto fueron asombrosos. 








El trabajo de los técnicos en definir hasta los más pequeños detalles fue uno de los puntos más altos que la producción logro a lo largo de todo el filme. Nótese lo real de la barandilla alrededor de la ventana con forma de burbuja (en la imagen de arriba) y los tanques de oxigeno adosados a la pared exterior que se observan en la de abajo. 




En cuestión de detalles, lo extremo de la imagen de arriba se debe a un truco que más tarde será agregado en post producción. A la filmación de esta ventana de observación se le colocará la filmación de actores moviéndose dentro de la estructura o simplemente observando hacia afuera. Cuando ambas tomas se combinen, al realismo del primer plano de la ventana de la maqueta se le sumará la acción real de los actores detrás del vidrio. La secuencia vista en pantalla, realmente creará la ilusión de que es un buzo quien esta captando la escena desde fuera, flotando en el agua.



Preparando el hundimiento de la estructura para filmar. Debajo, ya con ella en el fondo del tanque, se controla que todo el entorno muestre la imagen correcta para proceder a filmar.
En la fotografía más abajo puede verse a un buzo realizando tomas de primer plano de la estructura.





A fin de facilitar la filmación y lograr los efectos deseados, estas tomas se realizaron con el decorado colocado de manera vertical. 



Por último, en esta perfecta fotografía, el técnico que supervisa el funcionamiento de la cámara parece ser parte de la ilusión de la toma global.