viernes, 8 de noviembre de 2013

Oblivion - El Filme de Nombre Difícil y Recuerdo Borroso




El título que le puse a esta nota no es caprichoso. Ni me volví hermético, queriendo que el lector descifre un mensaje oculto.
Simplemente se me ocurrió conjugar en una síntesis el rastro que dejó esta película liderada por el bueno de Tom Cruise a la cabeza. No recuerdo a que refiere el título, "Obvilion", un poco trabado para pronunciar ¿qué es esa palabra? ¿qué significa? Me viene a la mente el nombre de una nave... No lo tengo claro.
Lo cierto es que vi la película y me sorprendió de forma muy grata; por un lado porque visualmente es impecable, el diseño de producción que tiene es ultramoderno pero con líneas que invitan a relajarse y a fluir. Esa es la sensación que deja observar todos los objetos y lugares creados para la ambientación: desde la casa donde Tom vive hasta el aparato que tripula y los elementos que utiliza, armas, moto, rifle...
La historia puede arrancar con una consigna conocida, pero al rato ya gira para otro lado y el espectador no tiene ni pista de hacia dónde. Y acá está el primer acierto del guionista: no cae en la formula clásica de película post apocalíptica. "Oblivion" es más bien una especie de rompecabezas que la historia va armando sola, sin que el espectador haga mucho esfuerzo; solo debe prestar atención y colectar las piezas, seguir la trama, lo demás viene solo.
Pero no por venir solo es menos meritorio. Al contrario. Ahí, en ese punto de giro, radica lo original de la historia: escribieron algo inteligente y se lo dieron a comprender al espectador alterando el orden del acomodamiento de las piezas y eso es lo que la hace diferente, atrapante y finalmente inteligente.
La historia se va armando en pedazos, o por partes si prefiere definirlo así el lector. Solo que si en el cine tradicional el orden es 1, 2, 3, 4 o presentación, conflicto, nudo y desenlace, acá el guionista primero y el director después deciden que primero aparezca el conflicto, después el nudo, luego la trama (mostrada entrelíneas, sugerida) para al final, en el medio del desenlace, hacer la presentación que pondrá en claro de que se trata "Obvilion"

Quien lee esto se preguntará ¿para qué escribió este tipo lo que lleva redactado hasta aquí si no me dijo de que se trata el filme?
Pues la respuesta es: no escribo esto para revelar de que va el filme o hacer una crítica del mismo
Hago esta nota como excusa para mostrarles un video que encontré en You Tube sobre el making of del filme; en particular sobre el trabajo de diseño de un aparatito muy simpático con el que Tom sobrevuela el terreno donde transcurre la acción.
¡Cómo me hubiera gustado trabajar en esto!
Vean y luego seguimos.







"Bubbleship" bautizaron a la nave que es el medio de transporte principal de Jack (Tom Cruise) en el filme. Su director, co-guionista y productor, Jerry Kosinski, explica que su diseño se basó en las líneas simples y minimalistas del helicóptero Bell 47 del año 1946 y en los diseños de los modernos aviones de combate actuales. El resultado, un modelo de exquisito diseño que cautivó al actor en toda su forma.





Daniel Simon, diseñador conceptual, explica que a partir de las funciones primarias de la nave, vigilancia y mantenimiento, se inició su diseño con bocetos que fueron tomando forma hasta llegar al modelo final. De arranque sus líneas eran poco convencionales, muy técnicas. Algo muy mecánico pero con una raíz definitivamente insectoide que debía mostrar, en definitiva, líneas mínimas de funcionalidad similares a las del helicóptero en el cual se basaba su diseño.
Luego de esto se inició el proceso de construcción del aparato a escala real y absolutamente funcional. Cada una de las piezas y planteos que la nave ofrecía funcionaban a la perfección y en tandem con el conjunto. Lo único que la Bubbleship no hacía era volar.









Wildfactory es una empresa dedicada a la fabricación de juguetes como la Bubbleship, que los productores encargan para ser estrellas de sus filmes. Para comprender del todo lo que quiero decir, clickeen sobre el nombre y revisen su website. Es asombroso lo que estos tipos hacen.
Kevin Ishioka supervisa la dirección de arte de la firma, y explica que iniciaron el proceso de diseño de la nave a partir de los bocetos que el equipo de Kasinski produjo. Seis meses mas tarde y luego de agotar todo el proceso de planteo, diseño y construcción de cada una de las piezas, el modelo podía ser armado y expuesto ante sus dueños.
Y el resultado fue asombroso.
Cada pieza, parte y elemento del aparato funcionaba a la perfección y cumpliendo los requerimientos que le exigiría un servicio real en el medio que planteaba el guión del filme.
Las compuertas que contenían equipo abrían y cerraban según se operaban los controles, las puertas se abrían, los alerones pivotaban y las carcazas que cntenían los impulsores rotaban sobre sus ejes. Todo fue diseñado y ensamblado para que la nave funcionara tal como lo haría en la realidad.
Era obvio que siendo un aparato de vigilancia sus prestaciones de visibilidad fuesen extremas.
Todo el esquema conceptual de la nave giró entonces alrededor de la burbuja que da su nombre y es el centro de su diseño. El resultado queda a la vista.
Uno de los puntos más relevantes que se tuvieron en cuenta al momento del diseño fue el hecho de que cada parte de la butaca que Cruise ocupaba se diseñó ergonómicamente tomando como molde el cuerpo del actor, no solo para que éste discurriera cómodo las largas secuencias de filmación, sino además porque se quería transmitir al espectador la visión de que el aparato había sido diseñado, en la concepción de la historia, a la medida del personaje.
Cruise es piloto y por ende sus sugerencias fueron tomadas muy en serio al momento del acabado del joystick de control de vuelo y el acelerador lateral, por ejemplo, para que estos y otros detalles lucieran lo más realista posible.





Llegado el momento en el que la ingeniería y el diseño dan paso al armado del modelo, todo el proceso de montaje puede admirarse con lujo de detalles viendo en particular la importancia del diseño del tren de aterrizaje de la nave.
Es que éste es el verdadero punto de apoyo y equilibrio de toda la estructura.
Una vez montado y probado en todas sus funciones y detalles, el modelo vuelve a ser desarmado, embalado y transportado desde California, sede de Wildfactory, hasta Louisiana donde se ubican los estudios donde se llevarán a cabo las filmaciones de interiores. Después de esto, el equipo afronta el duro reto de trasladarse junto al aparato al sitio de exteriores donde se lleva a cabo buena parte de la filmación: Islandia.


De verdad que es impresionante cuando puede verse el trabajo final de esta gente, movilización a los lugares de filmación incluida, agregando el funcionamiento del equipo en todos sus aspectos (técnico y humano) con una precisión de relojería.
Tom Cruise, un obsesivo nato y al extremo, se muestra de verdad sorprendido y complacido. No es afecto a regalar honores y se lo ve impresionado felicitando a los responsables.
Definitivamente es un gran logro de trabajo en equipo.

Siempre insisto en el mismo punto... Disfruto el cine, pero la fascinación que me produce ver el trabajo del detrás de escena de quienes generan la magia es inagotable. Y cuando veo la satisfacción de sus rostros al demostrar la que les genera estar haciendo lo que hacen, la envidia me invade.
¿Hay sana envidia? No lo se. Si se que me hubiese gustado tener la posibilidad de estar allí haciendo ese trabajo...

Si luego de todo lo expresado aún deciden seguir ignorando este filme y no verlo... no puedo pensar en que otra cosa se puede hacer para convencerlos de que salgan a buscarlo y disfruten de él como yo lo hice.