viernes, 28 de octubre de 2016

"Westworld" (2016) HBO y Otras Yerbas Anteriores...







Michael Crichton  es un creador notable. Escritor, guionista, director, productor, que de manera silenciosa y aplicada viene teniendo protagonismo en distintos ámbitos de Hollywood o en otros tantos variados vinculados a éste,
Aunque no pude evitar encontrar un detalle en su prolija e interesante producción y referido a lo que tiene que ver con las ideas, sus reformulaciones y sus aplicaciones. Luego de cuarenta y tres años, Don Crichton se repite; utiliza, repite o "linkea", como hoy se suele decir, varias de sus obras con un factor común.
"Westworld" (1973), "Futureworld" (1976), "Jurassic Park" (1993) y "Jurassic Park II" (1997) tienen en común dos cosas y parece ser algo que al multifacético Michael le quita el sueño: fallas de programación y clonaciones defectuosas. En cada una de esas producciones, lo perfecto de los mundos que crea acaba derrumbándose por un defecto insalvable ¿Por qué será?
La única forma que se me ocurre de descubrirlo es entrando a estos "Mundos del Futuro" para entender que era lo que Crichton quería plantear a través de guiones, novelas y películas, todavía hoy futuristas a pesar de la evolución tecnológica y el paso de casi medio siglo.


"Westworld" (1973)


En unos años prodigiosos y esforzados para que la ciencia ficción se reinvente y salte de entretenimiento de clase B a producciones de primera línea, entre 1968 y 1977 no fueron pocos los títulos que aparecieron para lograr ese objetivo.
Con el obvio estandarte de "2001" y la saga de "El Planeta de Los Simios", el camino se fue abriendo en dirección a 1977 cuando "Star Wars" cambiaría todo. Pero justo en el último tramo previo a la redención traída por George Lucas, "Westworld" vino a sumar un aporte importante en esos días.

"Delos" es un parque de esparcimiento futurista que propone entretenimiento adulto programado. Las opciones ofrecidas son placer, aventura, peligro, adrenalina, riesgo, básicamente la idea es complacer a quien contrate un tour por él, todo contenido bajo la supervisión de una monumental maquinaria tecnológica basada en la computación y la electrónica, a principio de los 70´s, las vedettes del momento.
Los visitantes, que abonan una importante suma de dinero en concepto de acceso, tienen la opción de elegir ser parte e interactuar ubicándose en tres momentos de la historia humana: el Lejano Oeste, la Edad Media o la Antigua Roma.
Una vez resuelta la elección, el visitante se mezclara en uno de estos mundos creados artificialmente y poblados de robots humanoides que sirven al del humano "sin dañarlo". La prerrogativa principal es "ningún robot daña a un humano. Sin excepción". No proceden de forma amenazadora, no salen de sus pautas programadas de comportamiento y solo cumplen los preceptos para los que están diseñados: satisfacer todos los deseos de sus creadores (sexuales incluidos, obvio. Es la época de la liberación y de recuperar tiempo perdido) y tienen la garantía de estar permanentemente controlados por un ejército de técnicos que desde laboratorios ocultos trabajan sin descanso para que la diversión funcione.
James Brolin y Richard Benjamin disfrutando del viaje que los llevaría a "Westworld".
Pero como decía un viejo conocido nuestro (Tu Sam) hasta lo más cuidado "puede fallar"... Y falla.
Al principio no es nada notable, solo unos temblores en las manos de los robots que pululan los mundos y se mezclan con los humanos visitantes; pero en un momento dado, un caballero mata a un visitante en un duelo de espadas en el mundo de la Edad Media, una joven se niega a tener relaciones con un cliente en un burdel y luego una serpiente de cascabel muerde a un vaquero en el Lejano Oeste... Todo comienza a desmadrarse y el punto final antes de la tragedia, llega cuando un implacable robot llamado El Pistolero se sale por completo de control y empieza a matar en duelos a sus oponentes humanos.

Un clásico en las series por venir. La revelación del robot
a partir de la remoción de la mascara.

Un grande... Yul Brynner poniendo cara de póquer para personificar
al Pistolero Robótico
Para contener el desastre, los técnicos sellan el parque para que el problema no escape de los límites del lugar. Pero al mismo tiempo condenan a los visitantes a quedar atrapados y a merced de sus réplicas cibernéticas.
Asimov pareciera estar repitiendo la letanía de las leyes enunciadas en su historia "Yo Robot", aquellas que establecían los límites del comportamiento androide para protección del hombre.
"Westworld" es una idea original de Crichton, escribió el guión del filme y lo dirigió. Para el personaje principal de El Pistolero tuvo la inteligencia y el oportunismo de convocar a un actor más que consagrado y que unos años atrás en Hollywood había jugado ya con éxito un papel de pistolero memorable. El actor Yul Brynner, quien en 1960 y 1966 personificara a Chris Larabee Adams, un diestro y resuelto hombre de armas llevar que alquilaba sus pistolas a quien lo requiriera, en una resignificación occidentalizada de "Los Siete Samurais", llamada "Los Siete Magníficos".
Justamente está al caer en nuestros cines una remake de ella.
En "Los Siete Magníficos", Brynner es un frío y certero pistolero que lidera a un grupo de tiradores contratados por pueblerinos para terminar con la banda de forajidos que los oprimen y martirizan.

Richard Benjamin y James Brolin, los protagonistas de la primera versión
del mundo del futuro.
Basado en la marca que este papel tuvo en la carrera de Brynner, y la asociación que el público hacía del calvo actor y la imagen del pistolero, Crichton no dudó en tomar ese personaje y transformarlo en el implacable robot que daba caza a los humanos.
La película se convirtió en un éxito inmediato y con el correr del tiempo en un clásico. Claro que en mucho ayudó el hecho de que solo tres años después, una secuela apuntalara su bien ganada fama.
En "Futureworld" de 1976, los robots y el parque temático Delos (ni más ni menos que un antecesor del Parque Jurásico) volverían perfeccionados, con mayores aspiraciones, pero también con objetivos sórdidos que nada tendrían que ver con el esparcimiento y la diversión ocasional e inocente.

Una imagen clásica utilizada hasta el hartazgo para promocionar el filme por aquellos años.
A Yul Brynner lo acompañan en el reparto Richard Benjamin y James Brolin, en los papeles estelares, Alan Oppenheimer (futuro Dr. Rudy Wells en "El Hombre Nuclear" apenas un año después) es el científico a cargo; un papel que le calzaba justo y repetiría en varias otras cintas. El resto del elenco eran muchas caras conocidas de la época, que el espectador ubicaba más por otros papeles en cine y T.V. que por nombres propios.
Sin duda "Westworld" es uno de los aciertos de la ciencia ficción de esos años que si no conocen deberían ver sin falta.


video



"Futureworld" (1976)


Aplicándose a la máxima "Si Fue Buena Hagamos Otra", 1976 marca el momento de aparición de "Futureworld", en tiempos en que la ciencia ficción ya estaba definitivamente instalada en el gusto y la elección del público y lista para explotar con gran repercución solo un año más tarde. Recordemos que de ese mismo año es "Logan´s Run" o como se la conoció en Argentina, "Fuga En El Siglo XXIII" (ver nota aqui) uno de los filmes más recordados y exitosos de la temporada.


En "Futureworld" el guión se perfecciona y se pone más exigente.
A tono con los tiempos que corren, la ciencia ficción se combina con las teorías conspirativas y de la fusión de ambas propuestas surge la trama, que tendrá puntos de repetición futuros con otra obra del creador Michael Crichton, en "Jurasic Park".
"Delos" se abre nuevamente pero esta vez perfeccionado al extremo de lo que la tecnología permita a ese momento.
En tres años ésta creció y se desarrolló alcanzando nuevos horizontes. Los robots han sido mejorados hasta el límite de lo posible. Nuevas atracciones se han sumado a las tres originales del parque anterior. Ahora no solo se pueden visitar los tiempos del Lejano Oeste, Roma o la Edad Media, a éstos se suman la posibilidad de un viaje al espacio exterior, esquiar en Marte, vivir una fantasía a medida en un mundo diseñado por uno mismo... o hacer realidad esos sueños inalcanzables en la realidad por atrevidos o extremos.
A este renovado centro de esparcimiento llegan dos periodistas cuyo objetivo es encontrarle fallas al nuevo emprendimiento. No creen en la perfección y buscan conseguir "LA" nota que los posicione como los nuevos Pulitzer del mercado.
Así Peter Fonda y Blythe Danner, los actores que encarnan a los intrépidos periodistas, se embarcan en disfrutar de los placeres que Delos ofrece y poco a poco van entrando en el particular juego que este nuevo parque propone. Pero, como sospechaban, no todo es lo que parece y las alertas no tardan en comenzar a sonar. 

Blythe Danner y Peter Fonda, los periodistas que descubren el verdadero
sentido del Nuevo Delos en "Futureworld"
Las sorpresas con las que se encuentran serán bastante más complejas, peligrosas y ambiciosas de lo que suponían en un principio. Inicia así un juego de astucia, una carrera contra el tiempo para lograr no solo escapar del encierro y la muerte segura sino también de alcanzar el mundo exterior para revelar el terrible secreto que el Nuevo Delos oculta.
Blythe se dispone a iniciar la vivencia de su sueño personal.
¿Cuál será...?
Esta propuesta no tuvo a Crichton en algún rol principal de la producción. No al menos en lo que a los registros se refiera; pero es indudable que su mano estuvo detrás del armado y las ideas que sostuvieron al proyecto. Sobre todo pensando que el tema de la clonación presente en "Futureworld" fue la base de su desarrollo en "Jurassic Park" veinte años después, salvando ciertas distancias.
... Adivinen...

"Futureworld" cuenta en los papeles estelares a Peter Fonda y Blythe Danner, otra vez los rostros hartos conocidos no asociados a nombres propios, a quienes acompaña Arthur Hill. Otra vez Yul Brynner como "El Pistolero", Stuart Margolin un actor de mucho trabajo en producciones para la televisión de esa época y familiar para el público y John Fujioka, otro familiar rostro japonés que filmara un recordado capítulo de "El Hombre Nuclear" en su segunda temporada,

...Y bueno. Es tentador eso de "Lo deseas, lo tenes"

Un diseño futurista del afiche del filme. Un estilo típico de esos años.
"Futureworld" fue la primer película en utilizar imágenes generadas por computadoras
que en 1976 eran de tipo experimental, tal como puede verse en la foto.
Bastante diferente de los CGI a los que hoy estamos acostumbrados.


video



"Westworld" (2016)


video



Evan Rachel Wood, la heroína de la historia en el comienzo.
El punto es que todo este prolegómeno anticipa una propuesta recientemente estrenada en HBO y que reflota los viejos preceptos e ideas del filme de Crichton del año 1973, pero con una parafernália de renovaciones, innovaciones e ideas sobre la exacerbación de la fantasía más antigua y ansiada del hombre: el ser creador de un reflejo propio, corporizado en un ser funcional y autónomo. Un alter ego con quien pueda interactuar y sentirse Dios. El legado de Delos sigue vigente.
James Marsden

En 2016 una vez más un mundo de fantasía es creado para dar rienda suelta a vivir nuestras aventuras y nuestros sueños más profundos e insondables. Solo que multiplicados en complejidad hasta el infinito, gracias a los avances (saltos gigantescos diría yo) tecnológicos de las últimas décadas.
"Westworld" en la versión moderna es por ahora un misterio, una historia mostrada de a gotas, mínimos ejemplos de un potente guión, de una historia profunda y creada en diferentes niveles y cuya presentación recuerda a los títulos de "Juego de Tronos".
En los primeros capítulos solo se deja entre ver parte de la trama que no podemos develar todavía.
Sólo decir que la cadencia de su narración es hipnótica y atrapante. Es lenta, pero altamente adictiva debido a la dosificación justa, y hasta mezquina, de los datos que se van soltando en el discurrir de la historia.
Rodrigo Santoro
El guion va y viene. Te muestra una situación y la lleva hasta su final, solo para luego volver hacia atrás varias veces y volver a avanzar en formas diferentes cada vez que reinicia. Entonces ves cómo las distintas variantes de una misma propuesta cambian según se cambian pequeños hechos que hacen que los caminos tomados por los protagonistas sean por completo diferentes.
Es como si salieras de tu casa y tomaras el tren para luego bajar al otro lado de la ciudad y caminar esas cuadras hasta tu trabajo. En el trayecto compras un café, te demoras en una vidriera y de repente un edificio estalla frente a tu mirada. Es el lugar donde trabajas.
Entonces todo vuelve a empezar. Pero esta vez no vas en tren sino en el auto de un amigo que te hará llegar al trabajo en menos tiempo... ¿Será bueno o malo eso?


Así es el planteo de "Westworld" en esta versión 2016 que todavía no exploramos (salvo por su trailer y un par de detrás de cámaras) y que iremos analizando y comentando a medida que los capítulos vayan saliendo a la luz.
Hopkins impecable. Como siempre...
Por lo pronto decir que lo visto hasta aquí promete y mucho. Muchísimo me arriesgaría a decir.
Aquí el equipo que hay detrás del título tiene un peso propio que hace pensar que la calidad está garantizada. Johnatan Nolan es uno de los dos responsables de la serie; lo conocemos de largo dado que siendo el hermano de Christopher ya hemos podido probar su exquisito pulso para lo creativo a través de "Batman, El Caballero Oscuro" "Batman: The Dark Knight Rises" "Interestellar" y un poco antes "Memento".
Ed Harris, el sádico Hombre de Negro. Un personaje que recuerda a algunos de Stephen King...
También cuenta con un exitazo televisivo como lo fue "Person of Interest" la genial serie en la que nos mostraba lo fácil que era tenernos vigilados a través de toda la tecnología que tanto reverenciamos y de la cual somos prisioneros. Sus créditos lo anteceden como escritor, director y productor de variados y excelentes productos televisivos y cinematográficos.
A ver, por si hace falta ponerle más nombres a la marquesina... Nolan es el responsable junto a Lisa Joy, una joven y talentosa guionista, de la historia y los guiones de componen los diez capítulos en los que "Westworld" se divide. También dirige dos de ellos y cuenta con la colaboración del propio Michael Crichton en el desarrollo de la historia general y de los guiones en particular.

Los efectos visuales de "Westworld" son sorprendentes, no obstante lo que la tecnología
nos tiene acostumbrados.
Apoyado por J.J. Abrams y Jerry Weintraub en la producción (lo cual no es poco decir) el elenco que propone la serie a lo largo de sus diez entregas es inmenso, tanto en extensión como en nombres. Son más de 250 de ellos que pasan por la serie jugando diferentes papeles y si bien los principales son nombres rutilantes, los de segunda línea servirían para encabezar y protagonizar más de una producción.

Los protagonistas principales son Evan Rachel Wood a quien conocemos de series como "C.S.I", "The West Wing" y "True Blood" en T.V. además de filmes como "The Wrestler", "Across The Universe", Thirteen" y "The Ides of March" y James Marsden, el conflictuado Scott "Cyclops" Summers de la Saga X-Men.
Detrás de ellos se encolumnan nada menos que, de pie señores, Anthony Hopkins y Ed Harris, en papeles de peso, relevantes y marcados con toda la historia y el talento de estos dos grandes del cine, acompañados por Jeffrey Wright, Thandie Newton, Luke Hemsworth, Sidse Babett Knudsen, Rodrigo Santoro y Gina Torres por nombrar solo algunos.

Iremos viendo que nos depara esta muy buena propuesta de HBO que aún no conocemos y que comentaremos a medida que los capítulos, 10 en principio, vayan estando disponibles.
Inició 2 de octubre y a la fecha van por el cuarto, proyectando finalizar a principios de diciembre.
Para más datos ver el sitio oficial del programa.


video

sábado, 15 de octubre de 2016

Recorrido Fotográfico Por la Vida de James Bond




De lo que se trata esta nota, es de llevar al lector (a través de imágenes) a un recorrido por los distintos filmes Bond y mostrar ciertos detalles generalmente ocultos a lo que se ve en pantalla.
De tal forma, encontraremos rarezas, curiosidades, datos desconocidos y todo lo que esta detrás de lo que en última instancia disfrutamos que es la película en sí.
El punto es que más de una vez nos preguntamos ¿Es esa una localidad real o es un efecto visual? ¿Ese aparato es real? ¿Cómo lograron hacer esa toma?
Bueno, tal vez a partir de las siguientes fotografías algunos de esos interrogantes queden resueltos...




Una perlita... El afiche italiano del filme Bond de
1973

Pocas cosas me resultan más difíciles al momento de ver una película que obviar su idioma original. Verlas dobladas en lenguas que no les corresponden me parece inaceptable (opinión netamente personal, sin juicios) dado que toda la esencia del idioma original le imprime un sello irreemplazable.
Y no me deja de asombrar cuando veo el original llevado a otros distintos.
Tal es el caso de este afiche que encontré y me llamó la atención.
¿Se imaginan a Connery hablando italiano con M y cambiando el típico "shesheo" de su escocés acento por una tonada palermitana, turinense o romana? Yo no. Por eso mi sorpresa y sonrisa cuando veo una misión de 007 escrita en italiano...



Del mismo filme es la imagen de abajo. En el clímax de "Vivir y Dejar Morir", Bond es hecho prisionero en las cuevas subterráneas de Sanit Monique, la isla caribeña de donde es originario Kananga o Mr. Big, el villano de turno.
Allí, 007 descubre un sistema de embalaje para sacar la droga fuera de la isla por medio de contenedores estancos que son llevados bajo el agua. Al ser atrapado, su equipo de buceo y los gadgets correspondientes quedan en manos de los malos. Entre las cosas que Bond lleva consigo hay una pistola que dispara unos cartuchos de gas anti tiburones. El proyectil penetra el cuerpo del animal, libera el gas, y lo hace explotar en mil pedazos. Dramático, pero efectivo de manera devastadora.
A punto de ser sumergido para que lo devoren los tiburones de Kananga, Bond se libera gracias al Rolex con sierra incorporada, salta de la plataforma en la que se hallaba atado y se trenza en lucha cuerpo a cuerpo con Mr. Big. Momentos antes, mientras el villano da su discurso explicando sus planes total Bond es hombre muerto en minutos más, éste utiliza otro recurso del reloj y atrae hacia sí uno de esos proyectiles.
Estando bajo el agua en la continuidad de la lucha, Bond se lo hace tragar a Mr. Big y éste termina contra el techo explotando en mil pedazos...
La foto en cuestión muestra a un técnico de efectos especiales trabajando en la versión latex del actor Yapett Koto que será utilizada poco después en la filmación de la secuencia.
La pregunta es... ¿cómo no quedan Bond y Solitaire regados de tripas y sangre del cuerpo explotado?
Vean la secuencia...


video




Preparando una réplica del actor Yapett Koto
quien personifica al villano Mr. Big en
"Vivir y Dejar Morir"


George Lazemby hace un alto y se toma un merecido descanso durante la filmación de "Al Servicio Secreto de Su Majestad", única película que hizo personificando a 007 y que recién en años cercanos ha sido reivindicada como un buen filme Bond.
Para el desarrollo del cuerpo central del filme, el equipo de producción y el elenco debieron trasladarse a las instalaciones del Piz Gloria, un complejo construido en la cima de la montaña que contiene un excéntrico restaurante y que fue utilizado para representar el centro de investigación médico del villano de turno, jugado en esa ocasión por Telly Savallas.

Más abajo se puede apreciar una notable imagen del complejo tal cual se lo ve hoy...

George Lazenby (007 en "Al Servicio Secreto de Su Majestad"
hace un alto en la filmación y descansa junto a una de sus
compañeras de filmación





La Pequeña Nellie, el autocóptero que utiliza James Bond
en un pasaje de "Solo Se Vive Dos Veces".
El artefacto es un aparato volador real cuyo dueño ha
realizado exhibiciones alrededor del mundo desde el
estreno del filme. El Comandante Ken Wallis, veterano retirado de la
Royal Air Force (RAF) es el diseñador, propietario y principal
operador del vector denominado "Little Nellie"

Vista real del lago que en el filme simula la entrada de
la guarida de Blofeld en "Solo Se Vive Dos Veces"

Placa que recuerda y agradece la colaboración
 a la bahía de pescadores utilizada para
las filmaciones de "Solo Se Vive Dos Veces"





Se montan los escenarios para llevar a cabo
las tomas submarinas de "Operación Trueno".
Éstas corresponden a las secuencias de la acción posterior
al hundimiento del Vulcan de la RAF, secuestrado
con dos armas nucleares a bordo