sábado, 28 de enero de 2017

Acrostar Mini Jet ¿Qué es?

"¡Usted es Toro también!" Le dice Bond al verdadero coronel Toro, de quien toma
la identidad para infiltrarse en una base militar latinoamericana.



Octopussy, 1983. 
Pasado solo un año desde el final de la Guerra de Malvinas, y con un clima no muy favorable para ello, se estrena en Buenos Aires el último filme Bond de la saga. 
En una recorrida por los cines de las zonas céntricas de la Ciudad de Buenos Aires, época en la que no existían shoppings ni complejos todavía, los afiches de promoción se veían escritos y tachados... No era para menos.

En la apertura del filme, Bond esta en algún país latinoamericano con la misión de sabotear el desarrollo de un avión de combate local. A priori no se puede descubrir de que país se trata. Un personaje barbudo, militar él, hace recordar a Fidel Castro; pero a su vez, los escudos de las fuerzas llevan una estrella del tipo que ilustra los blasones chilenos. Aunque ésto último es improbable dado que chilenos y británicos siempre han tenido estrechas y fraternales relaciones... 



Por tanto ésto, Cuba puede ser una buena opción para decidir.
Póster artístico de la película
en el que el 
Acrostar es la figura. 
Notese que Bond
 lo pilota de
 impecable esmoquin,
como se debe...

Pero volviendo al desarrollo del filme, en el preciso momento de colocar un artefacto explosivo, luego de camuflarse, sortear diferentes controles y pasearse entre los soldados de la base, Bond es descubierto y trasladado prisionero fuera de la base donde se lleva a cabo una exhibición de equitación. 
En esos momentos, la agente femenino que apoyó su infiltración en las instalaciones militares va a su rescate.
Utilizando sus encantos y mostrando insinuante sus piernas, la agente distrae a los guardias para que Bond tome ventaja y se los quite de encima. 
Acto seguido y luego de inhabilitarlos para cualquier persecución, el ingles queda solo en medio de una carretera desierta mientras saluda con la mano a su salvadora que se aleja con su parte de la misión cumplida. 
"Te veré en Miami" es lo último que Bond le susurra al oído antes de dejarla ir.
Y el silencio reina por un momento.
Un kit de juego que muestra el vehículo, el trailer y el jet, tal
como se ve luego en el filme.
El trailer que la muchacha arrastrara tras su Land Rover queda solo y abandonado en medio de la carretera. Bond opta por ocultarse en él, pese a que en el mismo se supone que se transporta a un ejemplar equino...
Un instante después, la puerta que permite que el animal suba y baje del transporte se abate suavemente gracias a un silencioso mecanismo neumático. 
Un zumbido comienza a hacerse oír dentro del trailer. 
Los cuartos traseros del caballo se levantan empujados por un dispositivo hidráulico. 
Cae la máscara. Nada es lo que parece. El trailer es una pantalla. 
Una sonda pitot se despliega y un morro de tres colores sale del habitáculo del caballo.
La silueta de un diminuto avión se dibuja fuera del remolque y encara una carrera para alcanzar velocidad de despegue.

Al principio no parece posible lo que se ve en la pantalla. Después se piensa que otra vez el Departamento de Efectos Especiales hizo de las suyas. Pero al final descubrimos que el miniaturizado avión que James Bond utiliza para escapar de sus captores, no solo es real, es además una maravilla tecnológica de la ingeniería aeronáutica.



video

El video que aquí presentamos para ilustrar la nota, es pertenencia del canal

El Acrostar en una exposición Bond
El Acrostar/Bede Jet es un diseño de autor, fabricado y piloteado por un veterano doble de riesgo de escenas de vuelo llamado Crokey Fornof, que vuela gracias a una micro turbina TRS 18 que le permite desarrollar 310 millas por hora.
El jet fue originalmente pensado para participar en "Moonraker", en escenas que en teoría se desarrollarían sobre las Cataratas del Iguazú en momentos en que Bond y la Dra. Goodhead sobrevolaban en sendos aviones los rápidos los alrededores de los saltos de agua.
El Acrostar en el museo aeronáutico donde se exhibe para su preservación
En medio de esa escena, aviones similares del multimillonario Hugo Drax emprenderían una persecución  permitiendo a 007 y a la doctora demostrar sus habilidades como pilotos acrobáticos, escapando de una trampa mortal que buscaría derribarlos de los cielos.
Pero la realidad obligó a cambiar la secuencia debido a la falta de caudal de agua en el sitio elegido para la filmación. 
Esto determinó que el equipo de producción debiera moverse de locación y en el nuevo lugar no se disponía de la infraestructura adecuada para preparar los aviones para la secuencia. En consecuencia, el equipo de guionistas debió modificar lo escrito sobre la marcha y así se reemplazó a los aviones por una lancha ultra moderna que Bond conduciría solo.
Lo que se puede agregar después de ver la secuencia que siempre antecede a los títulos del filme, es mínimo. 
Todo lo que el avión puede hacer se muestra en él y con lujo de detalles. Todas las acrobacias que el avión realiza son reales y están a cargo del mencionado Fornof.
Vale recordar que a lo largo de cada filme de la saga, los productores se ocuparon de mostrar toda la tecnología de vanguardia que en esos momentos surgía.


Un remate espectacular para una escena
de muy buena factura técnica y de guión.
Ante el aviso de tanque vacío, Bond aterriza
sobre una ruta y se acerca a un surtidor.
"Llénelo, por favor" le dice al despachante

En "Goldfinger" (1964) se vaticinaba el uso de GPS en los autos. En un pasaje del filme, y gracias a los servicios de un localizador en miniatura, Bond visualiza en una pantalla de su Aston Martin el recorrido que el automóvil de Auric Goldfinger hace, 
En "Desde Rusia Con Amor" (1963) Bond dispone de un teléfono en su auto con el cual Moneypenny interrumpe un entretenido picnic que se halla disfrutando con la voluptuosa Silvya Trench. 
En "Solo Se Vive Dos Veces" el helicóptero de doble pala Chinook equipado con un gigantesco electro imán, era lo último en tecnología aeronáutica utilizado para transporte de cargas en Vietnam (sin el electro imán, por supuesto). 
Y en "Operación Trueno", todos los desarrollos que en esos momentos salían al mercado en materia de equipos de buceo fue mostrado con lujo de detalles aprovechando que la historia, tanto en el libro original como en el guión, mencionaba múltiples y modernos aparatos y equipamiento personal para tal fin.
Por último, como siempre, recomiendo volver a los filmes para refrescar la memoria y ver en detalle todo lo comentado. 
Es una manera de aprovechar la posibilidad de hacer revisión de todas estas creaciones en las que tanta gente ha puesto su trabajo, su empeño y su imaginación para que nosotros disfrutemos.


Uno de los posters originales dela película
Agradecemos y mencionamos a los siguientes sitios de donde hemos tomado algunas imágenes:






sábado, 14 de enero de 2017

¿Qué es el MANTIS o JIM?



En uno de los momentos más electrizantes de "Solo Para Sus Ojos", Bond bucea en los restos del naufragio del St. Georges, un barco espía hundido cerca de las costas de Albania. Allí deberá rescatar la computadora que controla el lanzamiento de los misiles balísticos intercontinentales que posee la flota británica.


video


Cuando todo parece estar resuelto, una silueta aparece como fantasma y pone a Bond en aprietos.
La silueta es conocida como MANTIS o JIM, un traje de buceo diseñado en principio para la industria petroquímica y que mantiene en su interior una presión estable que protege al buzo de los peligros de los cambios de profundidad referidos, principalmente a descompresión e intoxicación por aspiración de mezclas gaseosas equivocadas.
El JIM ha evolucionado desde su aparición a principios de los setentas y son muchas las empresas y las armadas del mundo que los utilizan en infinidad de tareas.

Una de las muchas versiones operativas del JIM

Bond, como siempre, en la primera línea de la tecnología de avanzada. Y dado que me fue imposible insertar el segmento del filme en el que el JIM hace su entrada, por favor, vuelvan a la película y disfruten esta escena, prestandole atención a la enorme banda sonora de Bill Conti, al tiempo que escuchan "Submarino" uno de los mejores tracks de la banda sonora.

El JIM inicia su descenso para una rutina de trabajo en las profundidades

Otro modelo de JIM listo para bucear.